PSOE y Toma La Palabra avanzan en "las bases" de su acuerdo de gobierno

Puente asegura que hay una coincidencia "prácticamente" total y Saravia considera que "no debería ser difícil" llegar a un documento común.

Concejales electos del PSOE y de la candidatura Valladolid Toma la Palabra han mantenido este viernes la segunda reunión, dirigida a alcanzar un acuerdo para apoyar la elección de Óscar Puente como alcalde o para llegar a un pacto de gobierno, en la que han intercambiado documentos con sus propuestas iniciales para establecer "la base" de un posible acuerdo.

  

En este encuentro han participado sólo representantes del PSOE, que obtuvo ocho concejales en las Elecciones Municipales del pasado domingo, y de la Toma la Palabra, coalición integrada principalmente por IU y Equo que logró cuatro representantes, pero sin presencia de Sí se Puede Valladolid -candidatura respaldada por Podemos- que tras comprometerse el pasado miércoles a apoyar la investidura de Puente con sus tres votos, no quieren participar en nuevas reuniones a tres bandas.

  

Según ha explicado el concejal electo por Valladolid Toma la Palabra Manuel Saravia, ambas formaciones han planteado en la reunión sendos documentos con propuestas de sus programas que pueden servir para establecer un documento "base" para un acuerdo de gobierno en el que puedan "entrar el mayor número de fuerzas posible".

  

Los representantes de Toma la Palabra han entregado en la reunión -que ha comenzado justo después de conocerse la notificación de la sentencia que ha condenado al alcalde en funciones, Francisco Javier León de la Riva- una propuesta inicial de 107 medidas concretas, mientras que el PSOE también ha formulado sus planteamientos, por lo que ahora llega el momento de "cuantificar, y definir los plazos de actuación", algo que se tratará en una nueva reunión entre ambos grupos el próximo martes, 2 de junio.

  

También, como ha recordado Puente, los socialistas están "a expensas" de la decisión que tome la semana próxima el electorado de Valladolid Toma la Palabra, que celebrará dos asambleas el lunes y el fin de semana del 6 y 7 de junio en las que se espera definir si sus representantes integrarán el equipo de Gobierno con el PSOE, si sólo apoyarán a Óscar Puente en la investidura o si escogen otra posibilidad.

  

El candidato socialista ha considerado que entre los documentos presentados por ambos partidos hay "una coincidencia prácticamente total", por lo que tanto él como sus compañeros de partido Ana Redondo y Luis Vélez, que le han acompañado en el encuentro, han salido con "muy buena sensación".

  

En su opinión, de las 107 medidas que plantea Toma la Palabra, considera "asumibles prácticamente todas", ya que existe tanto una "actitud positiva" como "coincidencias muy grandes" y aunque ha reconocido que existen "pequeñas diferencias", considera que el entendimiento será "muy sencillo, no improvisado".

  

Para Óscar Puente, en el caso de estas dos formaciones resulta importante que hayan trabajado con cierta "sintonía" en el Ayuntamiento de Valladolid durante los últimos cuatro años y que ahora coinciden en la intención de dar un cambio a la ciudad y trabajar para poner en marcha una serie de medidas que tengan en el foco a los ciudadanos.

  

Ahora, ha sugerido el representante del PSOE, el trabajo puede ser "más farragoso" en el sentido de que deben redactar las citadas líneas básicas, "cuantificar las propuestas y fijar los tiempos", lo que entiende que debe de hacer "un gobierno serio" con el fin de que los compromisos "no queden en el aire".

  

Puente ha explicado también que ya ha solicitado una Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento para dejar claro que cada trabajador municipal tenga claras sus funciones y su remuneración. Asimismo, ha manifestado su intención de ahorrar gastos con una bajada de los sueldos de los representantes municipales, la reducción del número de coches públicos o la eliminación de cargos de representación entre los que se ha apuntado ya el del asesor ferroviario, el gerente de Urbanismo o el Coordinador de Presidencia.

  

Igualmente, ha aseverado que no le "asusta" el número de concejalías, sino que quienes las asuman tengan "un margen de decisión" y no acumulen muchas funciones bajo el mismo área.

  

Por su parte, Manuel Saravia, que ha acudido a la reunión acompañado por los otros tres ediles de Toma la Palabra, María Sánchez, Alberto Bustos, Rosalba Fonteriz, ha calificado de "interesante" la reunión por los puntos que se han planteado ambos partidos políticos y ha manifestado su intención de que el próximo martes pueda concretarse un documento común entre ambas formaciones. Para ello, han propuesto la constitución de una comisión "plural" de redacción que lo lleve a cabo.

 

"NO DEBERÍA SER MUY DIFÍCIL"

  

Según el hasta ahora concejal por Izquierda Unida, "no debería ser muy difícil alcanzar tales compromisos" si las tres fuerzas que pueden reunir la mayoría absoluta en el nuevo Ayuntamiento son fieles a sus respectivos programas, en los que recuerda que hay "coincidencias importantes".

  

De hecho, los representantes de VTLP plantean que este conjunto de medidas que se acuerde pueda ser firmado por personas a título individual o entidades que consideren que los compromisos deben llevarse acabo por la "nueva mayoría" del Ayuntamiento.

  

Entre las medidas propuestas por Toma la Palabra se incluye un 'plan de choque' de emergencia social que asegure inicialmente el acceso a "lo más básico", como los suministros de luz, agua y calor, la alimentación y la vivienda digna.

  

También se ha planteado la creación de una renta complementaria ciudadana, la puesta en marcha de una oficina de derechos en el Ayuntamiento; la puesta en marcha de un Plan municipal de empleo -propuesta que llevaba en su programa el PSOE-, o la elaboración de planes específicos de turismo, empleo joven y apoyo al comercio de proximidad.

  

Por otra parte, VTLP quiere pactar la remunicipalización del servicio del agua a partir de 2017, la vuelta a una gestión más municipal de la Escuela de Música, o la "recuperación" de la concentración motera 'Pingüinos', que no se ha llevado a cabo este año porque el equipo de Gobierno ahora en funciones y los organizadores aseguraban que temían una nueva denuncia de Ecologistas en Acción.

  

En el ámbito urbanísitico, se ha citado el replanteamiento de la revisión del PGOU, la realización de una consulta  paralizar los proyectos del Campus de la Justicia, la demolición del San Juan de la Cruz y de la Gasolinera de Parque Alameda, una comisión de estudio para la revisión de tasas e impuestos y el establecimiento de un calendario de retirada de la tasa de basuras.

  

Por ejemplo, se ha manifestado una cierta coincidencia entre ambas formaciones en la apertura este verano de al menos dos comedores en centros educativos para que los niños de familias con menos recursos tengan garantizada al menos una comida al día.

Noticias relacionadas