PSOE y Ciudadanos ya tienen un acuerdo... sobre corrupción

Albert Rivera, de Ciudadanos, y Pedro Sánchez, del PSOE. Foto: EP

PSOE y Ciudadanos alcanzan su primer acuerdo en la ronda de negociaciones sobre un posible programa de Gobierno: expulsarán a los cargos públicos que sean imputados por corrupción que no quieran dimitir. Y siguen hablando en busca de un pacto definitivo.

Ciudadanos y el PSOE han acordado, en sus negociaciones sobre un programa de gobierno, que los cargos públicos imputados por corrupción política dejen su acta o, si no lo hacen, sean expulsados, según ha informado el vicesecretario general de C's, José Manuel Villegas, tras la reunión que han mantenido ambas formaciones. Los compromisos que afectarían a los imputados -figura que ahora se denomina 'investigados'- se incluirían en un pacto político que PSOE y C's abrirían a otros partidos--.

 

Villegas ha afirmado que PSOE y Ciudadanos están "cerca" de alcanzar acuerdos "relevantes" en materia de lucha contra la corrupción que, entre otras cosas, incluyen el compromiso de no llevar imputados en sus listas ni nombrar a cargos públicos que se encuentren en esta situación. Además, quieren cambios legales para forzar el cese inmediato de cargos que se enfrenten a juicio oral.

 

Ha explicado que en este encuentro se ha constatado que ha habido "avances" en algunos temas que se están tratando y en los que se están "llegando a puntos de encuentro". Pero, además, ha reconocido que hay "más dificultades" en otros asuntos en los que "a día de hoy no hay un acuerdo" y en los que van a tener que seguir trabajando.

 

Según ha dicho, en los próximos días seguirán hablando con el objetivo de "intentar" ver si este fin de semana o principios de la semana próxima hay "un acuerdo definitivo". El diputado de Ciudadanos ha dicho que el pacto tiene que ser "global" y, por eso, ha recalcado que si no se resuelven los escollos que hay, "no habrá acuerdo global y de poco servirán los acuerdos parciales".

 

Las diferencias están, ha dicho, en las políticas de apoyo a los autónomos, educación, mercado laboral, "burbuja política" e impuestos. Además, se mantienen las discrepancias sobre un texto que quiere incluir Ciudadanos sobre la igualidad y unidad de todos los españoles, rechazando los planteamientos independentistas y los referendos.