PSOE e IU tendrán acceso a las cuentas del CB Valladolid

Así se ha decidido en el Pleno del Ayuntamiento de este martes, "siempre y cuando los datos más confidenciales se mantengan como tal y no se hagan públicos", según De la Riva.

A falta de menos de dos semanas para la conclusión del plazo que se dio la Fundación Baloncesto Valladolid para "terminar de hilar las dos o tres vías" que le quedan para terminar de cuadrar el presupuesto y arrancar con la parcela deportiva, parece que desde el Ayuntamiento se dará un viso de transparencia con el tema y dejará a PSOE e Izquierda Unida consultar los datos económicos que quieran consultar de ahora en adelante.

 

Así se ha decidido en el Pleno celebrado este lunes en el Ayuntamiento, en el que de las siete mociones que presentaban los dos grupos de la oposición, cada uno de ellos solicitaba una respecto al espinoso asunto del CB Valladolid. IU pedía que el Ayuntamiento clarificara su relación con el Club, mientras que los socialistas exigían que se pudieran consultar las cuentas para poder tomar decisiones. Sobra decir que fue la segunda la aprobada, con ciertos detalles de la primera.

 

Lo cierto es que desde el Ayuntamiento, que por cierto ha negado en todo momento su vinculación directa con el equipo de baloncesto -en boca del concejal Ignacio Zarandona-, se ha mostrado una gran predisposición para que la oposición pudiera conocer las cuentas, siempre que no se hicieran públicos los detalles que pudieran suponer algún tipo de perjuicio para el club, la ciudad o el Ayuntamiento.

 

Comenzó Alberto Bustos como representación de IU recordando el agujero sin fondo en el que se está convirtiendo estos últimos años el CB Valladolid pese a la caída en Ley Concursal en marzo de 2012, cosa a la que se agarró también Óscar Puente desde el PSOE para argumentar que "primero hay que conocer las cuentas y tener información para tomar decisiones". Bustos también exigió que el Ayuntamiento haga pública su absoluta desvinculación del CB Valladolid, "un saco sin fondo que no para de coger dinero público, algo que no se puede permitir, pese a que todos los vallisoletanos quieren que el club salga adelante, pero no de esta manera". La respuesta del PP, por medio de Ignacio Zarandona, que dejó claro en todo momento que él es por un lado concejal del Ayuntamiento y por otro parte del patronato de la Fundación, fue que la predisposición de la Fundación pasa por mostrar todas las cuentas que se soliciten, pero que se debe pedir precisamente a ellos, a la Fundación, no al Ayuntamiento.

 

Zarandona también recordó, para demostrar que los patronos de la Fundación son independientes del Ayuntamiento, que a Óscar Puente también se le ofreció un puesto como máximo mandatario, algo a lo que se negó en su día. Por último, el concejal también recordó que "siguen dos o tres vías en forma de posibles patrocinadores para el club que pueden caer en próximos días de nivel nacional e incluso internacional". "La moción no procede hacerla ahora mismo, porque estamos justo en este momento clave", concluyó Zarandona.

Noticias relacionadas