PSOE e IU cifran en el 26% el porcentaje de usuarios afectados por recortes en Ayuda a Domicilio

Los grupos municipales Socialista y de Izquierda Unida han señalado este miércoles que el número de usuarios afectados por los recortes en el Servicio de Ayuda a Domicilio del Ayuntamiento de Valladolid supone ya el 26 por ciento del total.

 Como ha señalado el PSOE, el número de horas de prestación del servicio de ayuda a domicilio se ha reducido en Valladolid desde el pasado mes de octubre en 4.275, afectando al 26 por ciento de los usuarios, en total 763 personas que han visto recortada la atención que reciben en sus propias casas.

 

Se trata, han explicado tanto PSOE como IU, de datos de la propia Concejalía de Servicios Sociales facilitados en la Comisión de Bienestar Social celebrada este miércoles, a los que se añade, además, una lista de espera de 78 personas que aguardan su turno para ser atendidos.

 

La concejala socialista Rafaela Romero ha tildado estos datos de "vergüenza para la gestión pública" y ha asegurado que "ratifican que el Partido Popular está desmontando el sistema, tal y como nos temíamos", puesto que, añade, "estas cifras confirman que no nos equivocamos nada en nuestras previsiones más pesimistas".

 

Esto conlleva, a su juicio, no sólo la desatención de vallisoletanos mayores y personas con discapacidad vulnerables que dejan de recibir servicios de asistencia básicos, de primera necesidad, en sus propios domicilios, sino además una importante destrucción de empleo aún sin cuantificar, y lo peor, añade Romero "es que quienes a partir de este momento se vayan incorporando como usuarios, lo serán también con menor nivel de prestación".

 

Por ello, Romero ha instado al PP a que "reflexione, ponga freno y dé marcha atrás en estos recortes", extrayendo las partidas presupuestarias que sean necesarias para restablecer el servicio "de donde menos falta hagan", como "proyectos e iniciativas superfluas que no hará falta recordar, porque desde el Grupo Municipal Socialista venimos citándolos una y otra vez en los últimos meses".

 

Por su parte, Izquierda Unida ha recordado que en las cifras aportadas este miércoles por la Concejalía, aún no se tiene en cuenta la aplicación del recorte de más de 1.000.000 euros correspondiente a la minoración del presupuesto de 2013 en este servicio. "Ello hace pensar que la progresión en la pérdida de derechos y atenciones de las personas mayores y dependientes será extraordinariamente negativa durante el presente año", ha añadido el concejal Alberto Bustos.

 

En opinión de IU, la drástica disminución de servicios como limpieza, canguros, comida, lavandería o asistencia personalizada, "está comenzando a provocar un mayor deterioro físico, emocional e intelectual de las personas, así como mayores riesgos de todo tipo, al no estar suficientemente apoyadas o supervisadas".

 

Izquierda Unida ha criticado, igualmente, que se produce un "bloqueo administrativo" a la realización de "nuevas altas". Por ello, han apuntado que tras los últimos cambios legislativos "se precisa, para la concesión del servicio de ayuda a domicilio, la valoración previa del grado de dependencia" ya que han advertido de que cuando una persona realiza una solicitud para recibir el servicio de Ayuda a Domicilio se paraliza su expediente hasta que no se realice la valoración de dependencia.

 

De este modo, han incidido, el Ayuntamiento "puede afirmar alegremente que la lista de espera es de tan solo 78 personas. Pero lo cierto es que trámites que hace un año podían demorarse dos meses, actualmente se dilatan más de un año".

 

IU ha reiterado al Ayuntamiento de Valladolid y a la Junta de Castilla y León que "deben hacer frente a los exagerados recortes económicos en el servicio de ayuda a domicilio, de tal forma que el acuerdo marco para el sostenimiento de los Servicios Sociales contemple el incremento económico necesario que evite poner en riesgo la salud de personas mayores y personas dependientes".