PSOE, dispuesto a hablar del estatus de expresidentes, avisa que el problema no es la 'B' de Bono sino la de Bárcenas

Jesús Fernández Vaquero
El secretario de Organización del PSOE de C-LM, Jesús Fernández Vaquero, se ha mostrado este viernes dispuesto a hablar con la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, del estatus de los expresidentes autonómicos, aunque ha avisado que el "problema no es la 'B' de Bono sino la 'B' de Bárcenas".
TOLEDO, 15 (EUROPA PRESS)



En rueda de prensa, y en relación a la propuesta lanzada este jueves por Cospedal para que se eliminen los privilegios de los expresidentes regionales -a los que, como recordó, tanto ella como José María Barreda, renunciaron-, Fernández Vaquero ha señalado que "una secretaria y un conductor no son el problema", sino "aclarar el problema del dinero 'B'".

Aunque ha admitido que no ha hablado con el expresidente socialista José Bono de este asunto, el parlamentario ha insistido en que "ese problema no existe". Cospedal "habló de privilegios" pero habrá que hacerlo también de las incompatibilidades y de que haya más transparencia, ha indicado Fernández Vaquero.

Dicho esto, ha explicado que para que esa propuesta salga adelante es "necesario" el PSOE, ya que la modificación de la Ley del Gobierno y del Consejo Consultivo, al igual que el Estatuto de Autonomía o la Ley Electoral, debe ser aprobada "por unanimidad", convencido de que "es bueno" de que esta modificación "salga por consenso de todos".

En este sentido, los socialistas están dispuestos a hablar "y hacer un ejercicio responsable para que en esta región los privilegios sean cada vez menores y sea mucho más importante las transparencia" y en esa línea van a plantear su diálogo con el PP, siguiendo el ofrecimiento "sincero" de diálogo que ya ha realizado el secretario regional del PSOE, Emiliano García-Page.

Jesús Fernández Vaquero, ha lamentado que Cospedal, "cuando peor lo está pasando como secretaria general y más explicaciones tiene que dar, más intenta aquí lanzar fuegos artificiales para desviar la atención, y ese no es el camino", ha argumentado. "No lo pueden solucionar todo con fuegos artificiales que tienen mucha luz pero se apagan enseguida", ha avisado el socialista, que ha apostado por "hacer política con mayúsculas" y preocuparse de los problemas de la sociedad de la región.