Protección para el personal del Ayuntamiento de Valladolid que denuncie o informe de casos de corrupción

Pilar Vicente, en una de las intervenciones. A. MINGUEZA

Varios representantes apuntaron en el Pleno que existe "falta de voluntad" en un asunto que va más allá de "las leyes".

El Grupo de Ciudadanos solicitó en el Pleno del mes de diciembre, celebrado este martes 29 de noviembre, que el Ayuntamiento de Valladolid proteja al personal del Consistorio que denuncie o informe de casos de corrupción y malas prácticas en el mismo. La moción fue aprobada, aunque con la enmienda de sustitución propuesta por el PSOE.

 

Estas dos enmiendas son las siguientes: primera, "instar al Pleno del Congreso de los Diputados a aprobar un texto consensuado por todos los Grupos políticos de la 'Proposición Ley Integral de Lucha contra la Corrupción y Protección de los de los Denunciantes'"; segunda, "instar al Pleno de las Cortes de Castilla y León a aprobar por consenso de todos los Grupos políticos una reforma del texto de la Ley 2/2016 de 11 de noviembre 'por la que se regulan las actuaciones para dar curso a las informaciones que reciba la Administración Autonómica sobre hechos relacionados con delitos contra la Administración Pública y se establecen las garantías de los informantes' de forma que haga honor a su nombre".

 

Pilar Vicente, portavoz de Ciudadanos, afirmó que "hay que luchar contra la corrupción". Su grupo político presentó esta moción porque considera que "no hay nadie mejor que los propios funcionarios para detectar las irregularidades". "La ley aprobada en Castilla y León es un hecho en el que fijarse", apuntó.

 

Tanto Carlos Fernández, del Partido Popular, como el concejal Jesús Presencio, aseguraron que existe una "falta de voluntad". El segundo añadió que "no valen las leyes únicamente". "Hay lo de siempre: echar balones fuera", comentó el primero. El propio miembro del PP anunció, antes de la votación, que si la enmienda fuera de "adición" la aprobarían, pero que al ser de sustitución no la consideraron.

 

Por su parte, Charo Chávez, de Sí Se Puede Valladolid, fue rotunda: "La propuesta es postureo puro. No es realista, sino un brindis al sol". Aunque dijo que le consta que "hay muchas personas dentro del PP que consideran la corrupción un problema".