Protección Civil avisa por nevadas de hasta 17 centímetros en el norte, lluvias y vientos costeros en casi todo el país

Nieve

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias ha avisado a la Sierra de Madrid, Cantabria y Sistema Ibérico por nevadas y por lluvia a distintas zonas del sur y este peninsular y a las islas.

Así, de acuerdo con las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), a partir del lunes por la tarde se prevé que nieve en la Sierra de Madrid y se puedan acumular hasta 8 centímetros de espesor en cotas superiores a 1.300 metros de altura.

También se prevén nevadas en la mitad norte peninsular, pudiéndose acumular 17 centímetros de nieve en torno a 900 a 1.200 metros, bajando a 500 a 800 metros en el sur de la cordillera Cantábrica y norte del Sistema Ibérico.

 

En el Sistema Central la cota se situará en 1.200 metros, donde podrían acumularse hasta 7 centímetros de nieve.

Además, señala que las lluvias más intensas afectarán al este de la Península, sobre todo a las provincias de Castellón y Valencia, donde se podrán acumular hasta 25 litros por metro cuadrado en una hora.

Las lluvias, localmente fuertes y persistentes, también afectarán al extremo sur de Cataluña, norte y este de Andalucía, Murcia y archipiélago canario. Este martes las lluvias fuertes se concentrarán en el sur de la Comunidad Valenciana, con 30 litros por metro cuadrado en una hora y norte de Mallorca. Por otra parte, el fuerte oleaje afectará a la costa oriental de Galicia, con olas de entre 4 y 5 metros de altura.

Ante esta situación Protección Civil y Emergencias recomienda a los ciudadanos permanecer informado en todo momento, tomar medidas de autoprotección, seguir las recomendaciones de las autoridades y prestar especial atención a las normas preventivas de cada comunidad autónoma, que puede adoptar algunas medidas puntuales en función de la evolución de la situación meteorológica en esa zona concreta.

RECOMENDACIONES

En concreto, ante la previsión de nieve, aconseja viajar por carretera si es imprescindible y, en ese caso ir "muy atento" y tener especial cuidado con las placas de hielo; así como informarse de la situación meteorológica y el estado de las carreteras; extremar las precauciones; revisar el vehículo y atender las recomendaciones de Tráfico.

También recomienda revisar los neumáticos, anticongelante y frenos; llenar el depósito de la gasolina y llevar neumáticos de invierno o cadenas, así como llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil.

En caso de quedar atrapado en la nieve, aconseja permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo. Si se queda aislado y necesita ayuda, aconseja no tratar de resolver la situación de forma unilateral sino tratar de informar del hecho y, salvo que la situación sea insostenible, esperara asistencia.

Para prevenir las lluvias intensas, si va conduciendo insta a disminuir la velocidad, extremar las precauciones y no detenerse en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua. Si tiene que viajar, aconseja circular preferentemente por carreteras principales y autopistas.

En caso de tormentas súbitas y lluvias intensas, se debe tener en cuenta el lugar donde se aparcan los vehículos. Protección Civil, en este caso, recuerda que el rápido ascenso del nivel de las aguas puede dañar los vehículos aparcados sobre zonas inundables y, además, arrastrarlos, provocando daños a bienes ajenos e incluso obstaculizar el flujo natural de la corriente.

Además, si empieza a llover de manera torrencial, recuerda que existe riesgo de inundación, por lo que aconseja no atravesar con su vehículo ni a pie, los tramos inundados, porque desconoce lo que puede haber debajo del agua y localizar los puntos más altos de la zona y no tratar de salvar el automóvil en medio de una inundación.

Asimismo, señala que si está en el campo, es recomendable alejarse de ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitar atravesar vados inundados y dirigirse a los puntos más altos de la zona.

Para hacer frente al riesgo de inundaciones, recomienda mantenerse informado por la radio y otros medios de comunicación sobre las predicciones meteorológicas y del estado de la situación. En ese caso, insta a no conducir en áreas inundadas; abandonar el automóvil y buscar un terreno más alto cuando se vea rodeado por una corriente de agua.

Al mismo tiempo, aconseja circular preferentemente, por carreteras principales y autopistas y alejarse de vías y torrentes y no tratar de atravesar a pie vados inundados o corrientes de agua.

En caso de tener que evacuar el domicilio, recomienda trasladar los artículos esenciales a los pisos más altos, cerrar la toma principal de electricidad y gas y seguir las instrucciones de las autoridades.

Finalmente, ante los vientos costeros, recuerda la importancia de alejarse de la playa otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes. En estas situaciones, el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrar a las personas que se encuentren en sus proximidades.