Programa Marie Sklodowska-Curie en la UVa para fomentar la movilidad de los investigadores

Una imagen de la intervención de Jesús Rojo González. JUAN CARLOS BARRENA

La Junta de Castilla y León, a través de la ADE, celebra una jornada para informar a la comunidad de la UVa sobre este proyecto del programa Horizonte 2020. 

La Facultad de Ciencias de la Universidad de Valladolid ha acogido una jornada informativa sobre el programa Marie Skłodowska-Curie (MSCA) dirigida a la comunidad UVa para fomentar la movilidad de los investigadores. El rector de la UVa, Daniel Miguel, presidió el acto de apertura en el que también estuvieron presentes el vicerrector de Investigación y Política Científica, José Ramón López, y el jefe del Área de Programas y Redes del Departamento de Innovación ADE de la Junta de Castilla y León, Jorge Izquierdo.

 

El rector de la UVa lanzó un mensaje de ánimo a los investigadores presentes en la jornada para aumentar la tasa de éxito en las solicitudes “ya que la Universidad de Valladolid tiene el potencial suficiente para conseguir ayudas para estos programas". El conocimiento de Daniel Miguel de este programa es amplio pues ha sido evaluador de las solicitudes de las MSCA.

 

Por su parte, Jorge Izquierdo instó a la comunidad universitaria y a las empresas de la Universidad de Valladolid a participar en cualquiera de las modalidades del programa ya que “en la Unión Europea reside la fuente financiera pública más importante para dar un empuje a la excelencia científica que reside en las universidades".

 

LAS MSCA

 

Las acciones Marie Skłodowska-Curie (MSCA) -en homenaje a la científica franco-polaca, dos veces galardonada con el Premio Nobel por sus trabajos sobre la radioactividad- se destinan a los investigadores en todas las etapas de su carrera y sea cual sea su nacionalidad. Pueden concurrir investigadores de todas las disciplinas, desde la asistencia sanitaria de urgencia hasta la investigación teórica. Pero las acciones Marie Curie también financian doctorados industriales -estudios académicos combinados con el trabajo en empresas- y otras formas innovadoras de formación que mejoran la empleabilidad y el desarrollo profesional.

 

Además de una generosa dotación para la investigación, se brinda a los científicos la posibilidad de adquirir experiencia tanto en el extranjero como en el sector privado y así completar su formación con competencias o disciplinas útiles para su carrera.

 

Jesús Rojo, punto nacional de contacto de MSCA, explicó los detalles de la convocatoria 2015 de este programa que tiene por objeto asegurar el desarrollo óptimo y el uso dinámico del capital intelectual de Europa para generar nuevas habilidades, conocimiento e innovación.

 

Las MSCA tienen 5 modalidades: Individual Fellowships (IF), Innovative Training Networks (ITN), Research and Innovation Staff Exchange (RISE), Co-funding of programmes (COFUND) y European Researchers’ Night.

 

Según Jesús Rojo, la IF es la modalidad más solicitada con 7.409 solicitudes admitidas en 2014 y unas notas de corte muy elevadas porque se trata de acciones muy competitivas que premian la excelencia. Por países, España es el tercer país en recibir financiación para esta modalidad por detrás sólo de Reino Unido y Francia. En concreto, los números de España en 2014 reflejan que ha atraído a 144 investigadores y ha enviado a 183, siendo el país el que más investigadores ha exportado.

 

El plazo de solicitud de la convocatoria 2015 de la modalidad Individual Fellowships (IF) está abierto desde el 12 de marzo hasta el 10 de septiembre de 2015.

 

Las especificaciones cada una de las de modalidades están detallas en la página web del programa: http://ec.europa.eu/research/mariecurieactions/index_es.htm y la Fundación General de Universidad de Valladolid está a disposición de los investigadores de la UVa interesados en presentarse.

 

La jornada en la Universidad de Valladolid continuó con la exposición de dos casos de éxito que corrieron a cargo de Luis P. Prieto, doctor en Telecomunicaciones por la Universidad de Valladolid que en estos momentos disfruta de una beca individual en Suiza y de María José Cocero, investigadora de la UVa en el Grupo de Ingeniería de Procesos de Presión que tiene dos proyectos MSCA.