Prisión sin fianza para el conductor acusado del atropello mortal en la rotonda de San Agustín

El juez del Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid ha acordado el ingreso provisional en prisión, comunicada y sin fianza, para M.C.P., el hombre acusado de haber causado un accidente mortal en Valladolid, en la rotonda del colegio San Agustín.

M.C.P está imputado de un delito de imprudencia temeraria con resultado de muerte. En su declaración ante el juez ha reconocido que había bebido y que no recordaba nada de lo que había pasado ni antes ni después del accidente, pues sufrió amnesia temporal.

 

Según declaró ante al juez, el acusado comenzó la ingesta del alcohol la noche anterior al suceso, aunque no pudo determinar la cantidad exacta, dado que un momento determinado, y del que no se acuerda, perdió la noción de las cosas. Además, aseguró que no es consciente de dónde cogió el vehículo, que no recuerda las condiciones en las que circuló y que ni siquiera se acuerda del accidente ni lo que sucedió después, hasta que fue despertado por la policía.

 

El juez considera que la ingesta de alcohol fue muy considerable, dado que provocó el estado en que se encontraba el detenido que, más de tres horas después del accidente, arrojó resultado de 0,64 miligramos de alcohol por litro de aire espirado (el máximo permitido es de 0,25 miligramos), y derivó en una conducción con “manifiesto desprecio por la vida de los demás que culminó con la colisión contra el vehículo que conducía la fallecida”.

 

Para el juez, el hecho y la autoría están claros, por lo que la pena podría elevarse a cinco años. Ante esta situación, y dado que considera que existe riesgo de fuga y que concurre también riesgo de producción de hechos similares, ha decretado, tal y como pidió la Fiscalía, prisión sin fianza.

Noticias relacionadas