Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Primera victoria de la temporada para el Atlético Valladolid

Los vallisoletanos brillaron ante el filial del Barcelona, uno de los rivales más duros de la categoría (28-32). 

FC Barcelona B Lassa (28): Xoan Manuel Ledo, Joan Amigó (3), Javier Castro (5), Jordi Deumal, Daniel Dujshebaev (7), Matías Galán, Aleix Gómez (4), Francesc Laliga (2), Adriá León, Alejandro Márquez (1), Álvaro Pérez-Ortiz (2), Francisco Revuelta (portero suplente), Oriol Rey, Víctor Tremps (4) e Iván Cerezo.

 

Atlético Valladolid (32): Javi Díaz (portero), Roberto Turrado (1), Gonzalo Viscovich (5), Diego Camino (5), Alfonso de la Rubia (2), Nico López (6) y David Fernández (2) –siete inicial- Fernando Hernández (5), Luisma Lorasque (4), Sergi Grossi (1), Jose A. Delgado Ávila, Roberto Pérez, Daniel Pérez (1), Filip Kallman y César Pérez (portero suplente).

 

Parciales cada 5 minutos: 1-1, 3-7, 4-11, 7-12, 10-14 y 14-16 -descanso-, 16-20, 18-22, 20-26, 22-27, 25-30 y 28-32

 

Árbitros: Pablo García Sánchez y Juan Manuel Vinagre Vázquez. Exclusiones a Jose A. Delgado Ávila (22’ y 46’), Oriol Rey (24’ y 54’), Roberto Turrado (27’ y 40’) y Joan Amigó (34’). Tarjeta roja a Adriá León (49’).

 

Incidencias: 2º Jornada de División de Honor Plata disputado en la Ciutat Sportiva Joan Gamper (Barcelona) ante unos 200 espectadores

El Atlético Valladolid consiguió su primera victoria de la temporada 2015-16 en División de Honor Plata tras derrotar al FC Barcelona B Lassa (28-32) en su visita a la Ciutat Sportiva Joan Gamper. Un triunfo importante ante uno de los rivales más fuertes de la categoría y que en la pasada temporada no se pudo conseguir en ninguno de los dos enfrentamientos ligueros.

 

Con ganas de mejorar la imagen de la primera jornada, empate ante el Ars Palma del Río en Huerta del Rey, el Atlético Valladolid salió muy concentrado y a un nivel altísimo a la pista de la Ciutat Sportiva Joan Gamper. Nacho González apostó de inicio por Nico López para la posición de pivote, en lugar de Luisma Lorasque, que tuvo más minutos en la primera jornada. El objetivo fue refozar el repliegue que tantos problemas privocó en el primer partido y así evitar goles de contraataque del Barça B.

 

Nico López respondió con 6 goles y una gran actuación convirtiéndose en uno de los protagonistas de la victoria junto con el portero Javi Díaz. El guardameta firmó 13 paradas y también fue clave en el primer triunfo del Atlético Valladolid.

 

Las paradas de Javi Díaz, los goles del joven pivote Nico López, más los de Fernando Hernández, Diego Camino y Gonzalo Viscovich, permitieron al Atlético Valladolid escaparse con rapidez en el marcador (3-10 en el minuto 12). Ayudó mucho el gran inicio del guardameta vallisoletano Javi Díaz, que en los primeros quince minutos detuvo cinco lanzamientos, y en la primera mitad dos siete metros del Barça B. La fulgurante salida del Atlético Valladolid marcó el devenir del choque.

 

La máxima ventaja, siete goles (5-12, minuto 16) a favor de los visitantes, se mantuvo unos minutos más, aunque el Barcelona B comenzó entonces a anotar con más facilidad. En apenas diez minutos los catalanes remontaron hasta ponerse a tan solo dos goles (12-14, minuto 24) gracias a un parcial de 7-2. El Atlético Valladolid sufrió mucho en esta fase, más trabada, con más paradas, exclusiones y más tensión, pero pudo aguantar su ventaja al descanso (14-16) con un par de goles de Luisma Lorasque y Nico López.

 

En los instantes iniciales de la segunda mitad volvieron las dudas al Atlético Valladolid y dos tantos de Javi Castro y Víctor Tremps dejaron un inquietante 16-17 que parecían completar la remontada del conjunto entrenador por Lorenzo Rueda.

 

Sin embargo, el Atlético Valladolid mantuvo la calma, utilizó su mayor veteranía y experiencia para recuperar su mejor imagen y volver a alcanzar su máxima ventaja del encuentro, siete goles, en el minuto 43 (19-26). Los de Nacho González supieron ahuyentar los fantasmas de la primera jornada y no permitieron la remontada del Barça B jugando con inteligencia y tranquilidad el tramo final del encuentro. Tampoco se puso nervioso el Atlético Valladolid con el último arreón local (24-27, minuto 53) y los pucelanos vivieron unos minutos finales con el marcador controlado y alcanzar así el triunfo final.