Primer viaje de una empresa privada a la Luna

El astronauta Alan L. Bean toma muestras de la superficie lunar

El vuelo lo ha autorizado la Agencia Federal de Aviación a una empresa que quiere realizar exploraciones del satélite con sondas robotizadas.

La Agencia Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos ha autorizado, por primera vez, vuelos a la Luna a una empresa privada. Se trata de una 'start up' con sede en Florida que pretende realizar exploraciones del satélite con sondas robotizadas. Los expertos apuntan que esta decisión abre una nueva era en la explotación espacial.

 

Luna Express, que así se llama la empresa, ha obtenido un permiso del Gobierno estadounidense para enviar misiones comerciales y científicas al satélite. Hasta ahora, las única misiones privadas autorizadas no habían pasado de la órbita terrestre, ya que aquellas que sobrepasaban este campo, eran misiones de agencias estatales.

 

El fundador de Luna Express, Bob Richards, ha explicado que ha sido un camino duro hasta llegar a conseguir su objetivo. Del mismo modo, ha agradecido a la FAA esta concesión. Este departamento, se encarga de expedir las credenciales para los lanzamientos de cohetes comerciales en Estados Unidos y ha sido reconocida como la autoridad que supervisa las misiones privadas más allá de la órbita de la Tierra.

 

Para sus operaciones, la empresa contará con la asesoría de la NASA. Y es que, de acuerdo con el Tratado de 1967, Estados Unidos tiene una responsabilidad internacional para todos los vuelos espaciales realizados desde su territorio por entidades no gubernamentales nacionales.

 

Sin embargo, la agencia espacial estadounidense ha explicado que no regulará las actividades de Luna Express en la superficie del satélite. Concretamente, la intención de la empresa es sacar fotos y video desde la Luna para transmitir a la Tierra. Además, llevará restos incinerados por primera vez, de gente que quiere ser enterrada en la Luna. 

Noticias relacionadas