Primer asalto hacia cuartos en territorio maldito

Cristiano Ronaldo vuelve a competir después de dos semanas

El Real Madrid afrontará este miércoles en el Veltins Arena (20.45 horas/Canal+ Liga Campeones) la ida de los octavos de final ante el Schalke 04 alemán con la esperanza de salir airoso de un territorio históricamente 'maldito' para encarrilar el billete a los cuartos de final.

 

POSIBLES ALINEACIONES

 

SCHALKE 04: Faehrmann; Hoewedes, Matip, Santana, Kolasinac; Boateng, Neustädter, Goretzka, Farfán, Draxler y Huntelaar.

 

REAL MADRID: Casillas; Arbeloa, Ramos, Pepe, Marcelo; Alonso, Modric, Di María; Bale, Benzema y Cristiano.

 

ÁRBITRO: Howard Webb (ING).

 

ESTADIO: Veltins Arena.

 

HORA: 20.45/Canal+ Liga Campeones.

El conjunto blanco parte como favorito para estar entre los ocho mejores desde que se procedió al sorteo en diciembre, pero antes de confirmarlo deberá solventar una visita a Alemania que siempre le ha producido dolor de cabeza y que en las anteriores 25 sólo en una en la temporada 2000-2001, cuando se impuso al Bayer Leverkusen (2-3), fue capaz de llevarse la victoria.

 

El resto de bagaje favorable se reducen a seis empates, que no compensan las 18 derrotas, algunas de ellas con severas goleadas, como la producida el año pasado en Dortmund, cuando el Borussia, con Robert Lewandowski inspirado, arrolló 4-1 a los madridistas dejando prácticamente finiquitado el pase a la gran final.

 

El nueve veces campeón de Europa ha perdido en sus seis últimas visitas y espera romper con esa pésima racha ante un rival al que nunca antes se había enfrentado y con el que guarda el vínculo emocional de haber sido el primer refugio de uno de sus emblemas, Raúl González, cuando este se marchó del club blanco.

 

Con todo, el favoritismo del Real Madrid no ha variado, sobre todo porque Carlo Ancelotti ha dotado de una solidez a los suyos que ha hecho que lleguen al retorno de la Liga de Campeones sin haber perdido en los últimos 26 partidos y con mención especial al blindaje defensivo, con Iker Casillas, el portero del torneo, sin encajar un gol desde que Bulut le marcase el pasado 27 de noviembre en la visita del Galatasaray.

 

Esta buena racha tendrá ahora un nuevo reto ante un rival que, desde el sorteo, ha mejorado sus prestaciones y que intentará alargar la 'maldición' en Alemania para jugarse su supervivencia en el Santiago Bernabéu. El equipo madridista demostró sus credenciales a doble partido en la Copa del Rey y ahora tratará de hacerlo en Europa, donde siempre es difícil hacerlo a domicilio y ante un Schalke que, seguramente, saldrá con ímpetu.

 

Además, en el horizonte, y a modo de distracción, está el derbi del domingo con el Atlético de Madrid en el Vicente Calderón, donde el conjunto de Ancelotti podría descabalgar a un rival en la pelea por el título de la Liga BBVA, por lo que lograr una plena concentración en lo que suceda en el Veltins Arena también será clave.

 

EL SCHALKE, CON LA DUDA DE HOWEDES Y DRAXLER 

 

Para el partido, el técnico italiano no realizará excesivos cambios. Volverá Cristiano Ronaldo, motivado por su ausencia en los partidos ligueros y en busca de recuperar el 'pichichi' de la competición que el arrebató la semana pasada Zlatan Ibrahimovic, lo que provocará que, salvo sorpresa, Jesé Rodríguez salga del once titular para que el de Madeira forme el 'tridente' con Benzema y Bale en busca de aprovechar los espacios que puedan dejar los de Jens Keller.

 

No habrá muchas más variaciones ya que el equipo español tampoco tiene apercibidos. El croata Luka Modric volverá tras descansar ante el Elche por sanción y será el compañero de Xabi Alonso y Ángel di María en el medio, mientras que atrás, Ramos y Pepe volverán a ser la pareja, con Arbeloa con más posibilidades de jugar que Carvajal en el lateral derecho.

 

Por su parte, el Schalke 04 no pierde la esperanza de dar la sorpresa ante uno de los grandes favoritos. El conjunto 'minero' ha recuperado su mejor medida en el momento adecuado después de no perder en sus últimos ocho encuentros, con seis victorias y dos empates, el último ante el Mainz en casa el pasado viernes, en un partido donde pudo pesar este choque continental.

 

Esto ha provocado que los de Jens Keller hayan vuelto a pujar por el subcampeonato en la Bundesliga y tengan más optimismo en este cruce, avalados también por la recuperación de una pieza clave como Klaas-Jan Huntelaar, ex del Real Madrid y una de las mayores amenazas en ataque de los locales, que no habían podido contar con él en los primeros cuatro meses de temporada.

 

Junto al goleador holandés, el técnico intentará recuperar a tiempo a otros dos jugadores importantes como el joven talento Julian Draxler, que ante el Mainz ya tuvo minutos y que es el encargado de aportar imaginación y calidad en los metros finales, o el capitán Benedikt Hoewedes, que acaba de salir de una lesión igualmente.

 

Además, la velocidad de la 'Foquita' Farfán y el poderío y llegada del ghanés Kevin-Prince Boateng son otros de los peligros de un Schalke 04 que, en cambio, flojea algo más en la zona defensiva, donde tiene lesionado al japonés Uchida, y en la portería, donde Faehrmann le ha quitado el puesto al irregular Hildebrand.

Noticias relacionadas