Presentada la Vuelta 2015, que apuesta por la 'batalla' desde el primer día

Comenzará el 22 de agosto en Puerto Banús, en Marbella, y concluirá el 13 de septiembre en Madrid.

La 70 edición de la Vuelta Ciclista a España, que comenzará el 22 de agosto en Puerto Banús, en Marbella, y concluirá el 13 de septiembre en Madrid, volverá a presentar un recorrido atractivo y muy montañoso, con escenarios para plantar 'batalla' desde el primer día y pocas jornadas para la relajación de los principales favoritos.

  

Unipublic desveló este sábado de forma oficial en la localidad malagueña de Torremolinos las 20 etapas que tendrán que afrontar los corredores, que se enfrentarán hasta a nueve finales en alto, todos inéditos, aunque faltarán las ascensiones de más renombre como L'Angliru o Lagos de Covadonga para dar paso a nuevas metas en un nuevo giro de los organizadores por tratar de sacar partido a la geografía española.

  

Una contrarreloj por equipos, de 7,4 kilómetros, con salida en Puerto Banús, dará el pistoletazo de salida al 80 cumpleaños de la ronda, motivo por el cual la organización emitió un vídeo recordando a todos sus ganadores. A partir de ahí, el pelotón pasará por Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana, Andorra, Catalunya, Aragón, Euskadi, Cantabria, Asturias y Castilla y León para acabar en Madrid, con mucha montaña, menos de 50 kilómetros de lucha contra el crono, pero ninguna gran etapa decisiva en los días finales.

  

En total, cerca de 3.374 kilómetros divididos en seis etapas llanas, 13 de media y alta montaña, y dos cronos, con 44 puertos en el recorrido, sólo dos de categoría especial, y con especial mención a la etapa 'reina' que los favoritos vivirán en el Principado de Andorra al inicio de la segunda semana de carrera. Además, habrá bonificaciones en las llegadas.

  

Pero hasta llegar ahí, no habrá mucho tiempo para despistarse. Tras el prólogo, ya habrá un final en alto en la primera etapa con la llegada a Caminito del Rey, de tercera categoría y con un precioso escenario. Dentro del protagonismo que tendrá Málaga, que acogerá tres días y la salida de un cuarto, el pelotón abandonará Andalucía afrontando más finales empinados, en Vejer de la Frontera (cuarta etapa) y dos seguidos en el Alto de Cazorla (sexta), de segunda categoría, y al Alto de Capileira (séptima), de primera, con pendiente media del 7 por ciento y máxima de 14.

  

Los corredores abandonarán Andalucía para enfilar hacia el Levante, con el retorno de Murcia, con dos pasos por la Cresta del Gallo, al recorrido tras cuatro años de ausencia y nueva llegadas montañosa en la Comunidad Valenciana con la meta en la Cumbre del Sol en la localidad alicantina de Benitachell, también de primera categoría.

  

El primer tramo de carrera concluirá el 31 de agosto en Castellón desde donde se afrontará el traslado a Andorra y el primer día de descanso del 1 de septiembre, necesario para tomar fuerzas de cara a lo que los favoritos se encontrarán al día siguiente. Toda una etapa de alta montaña y seguramente la considerada 'reina', que transitará en su totalidad por el Principado.

 

ETAPA REINA EN ANDORRA

  

Así, la undécima etapa tendrá su meta en Els Cortals d'Encamp, de primera categoría. El puerto andorrano, largo (casi 16 kms) y con una pendiente media del casi el 7 por ciento, será el juez definitivo de esta jornada corta de kilometraje (138), pero aderezada con otros cinco puertos: otros tres de primera categoría (Collada de Beixalis, Coll d'Ordino y Coll de la Rabassa), uno de segunda (Alto de la Cornella) y uno de categoría especial situado en el medio de la etapa, la Collada de la Gallina, descubierto por Unipublic en 2012 y con rampas de hasta el 18 por ciento. Ese año fue final de meta, como en 2013, y se impuso Alejandro Valverde.

  

"Se podía haber hecho incluso más duro, buscaban que se vieran diferentes puertos y han conseguido una etapa durísima que va a dejar una huella en la Vuelta y en el ciclismo mundial. Casi, casi busca parecerse a los Dolomitas y a una etapa más del Giro", advirtió durante la presentación Joaquim Rodríguez (Katusha).

 

ETAPAS DE MONTAÑA EN CANTABRIA Y ASTURIAS

  

Tras este primer gran examen, los aspirantes al podio tendrán dos días más 'tranquilos' pero con montaña en su camino, lo justo para tomar fuerzas para estar listo para el tríptico cántabro-asturiano con tres finales inéditos, el primero de ellos en la etapa 14 con meta en el mirador de la Fuente del Chivo, de primera categoría y con unos kilómetros finales de mucha dureza, y tras salir desde Vitoria, en lo que es el regreso de la Vuelta al País Vasco, y un paso por el Escudo.

  

A continuación, finales consecutivos y también desconocidos en el Alto de Sotres (primera) y en la Ermita de Alba, el otro puerto de categoría especial de la edición 2015, no excesivamente largo (cerca de 7 kms), pero también muy duro, con una pendiente media del 11 por ciento y 'paredes' que superan el 20. Además, antes habrá seis ascensiones, con tres de tercera al principio, luego dos de segunda y la Cobertoria, de primera, antes de enfilar la subida final.

  

Estas tres jornadas montañosas, metidas en la tercera semana de carrera, darán paso al segundo día de descanso (8 de septiembre), previa a la contrarreloj larga con salida y llegada en Burgos. Serán 39 kilómetros llanos y para verdaderos especialistas.

  

A partir de ahí llegarán los días finales con la Sierra de Madrid como protagonista en la penúltima etapa y último lugar de 'batalla'. El día no acabará en alto (Cercedilla), pero tendrá a Navacerrada, La Morcuera, en dos ocasiones, y Cotos, en su recorrido. El broche final será la llegada a Madrid el 13 de septiembre, un paseo para el ganador de menos de 100 kms con salida de Alcalá de Henares.

  

"Es una Vuelta a España como los últimos años, muy exigente, con finales explosivos y con puertos importantes y muy bonita, sobre todo para el espectador. Habrá que estar superconcentrado desde el principio y no tener ningún problema para no perder nada de tiempo", señaló tras conocer el recorrido Alejandro Valverde (Movistar Team).

  

Por su parte, Joaquim Rodríguez también se mostró satisfecho. "Es un recorrido bastante bonito, con finales bastantes difíciles que es lo que atrae a la gente y si el formato ha funcionado estos últimos años para qué cambiarlo", comentó 'Purito'.