Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Presentación de la campaña de la Renta 2015 en Castilla y León

Hacienda. JORGE IGLESIAS

Este viernes se ha presentado en Valladolid la nueva campaña de la Agencia Tribuntaria para la renta 2015 para Castilla y León. 

La Agencia Tributaria espera que durante la campaña de la Renta 2015 se presenten en Castilla y León 1.251.000 declaraciones, de las que 925.000 serían a devolver (un 1,3 por ciento más que hace un año) por importe de 675 millones de euros (un 1,7 por ciento más) y 284.000, a pagar (un 0,2 por ciento más) por valor de 386,5 millones (4,9 por ciento más), con otras 42.000 negativas y de otra clase.

 

Así lo ha avanzado este viernes la delegada especial de la Agencia Tributaria en Castilla y León, Georgina de la Lastra, durante la presentación de la campaña, donde ha achacado el aumento de las declaraciones positivas --a pagar-- a la recuperación económica.

 

De acuerdo con los datos avanzados por De la Lastra, desde el inicio de la campaña el pasado miércoles, día 6, se han tramitado en Castilla y León 129.000 solicitudes por vía telemática y se habían presentado 29.667 declaraciones hasta la mañana del viernes, de las que el 92,8 por ciento, 27.538, han sido a devolver por un importe de 22,14 millones de euros, con 636 devoluciones ya acordadas que suponen más de medio millón.

 

La responsable de la Agencia Tributaria en la Comunidad ha subrayado que ya han comenzado las devoluciones, cuyo plazo de ejecución oscila de media entre dos y tres días, con algunos casos particulares que, por su complejidad o necesidad de revisión, requieren un tiempo mayor.

 

En cuanto a los problemas para acceder al sistema que se han producido en los dos primeros días de campaña, Georgina de la Lastra ha asegurado que "ya está todo subsanado" y ha achacado la situación a la sobrecarga de usuarios, ya que el sistema está preparado para tramitar simultaneamente hasta 100.000 declaraciones.

 

La Campaña de la Renta, que arrancó el miércoles con la confirmación del borrador, finalizará el próximo 30 de junio, tanto para las declaraciones a ingresar como a devolver. No obstante, en las declaraciones a ingresar si se opta por realizar el pago mediante domiciliación bancaria, el plazo de presentación abarcará hasta el 25 de junio. La campaña presencial comenzará el 10 de mayo, al igual que la asistencia en oficinas.

 

NOVEDADES

 

Este año la principal novedad es la implantación del servicio Renta WEB, una plataforma única para la gestión más simple y flexible por Internet de todas las declaraciones de renta que no incluyan rendimientos de actividades económicas.

 

Tal como ha explicado De la Lastra, este nuevo servicio permite tanto modificar, tramitar y presentar los borradores generados en la propia plataforma, como confirmar o modificar los borradores recibidos por correo, todo ello directamente en el servidor de la Agencia Tributaria, ya que no requiere la descarga previa de ningún programa.

 

Además, permite que el contribuyente acceda, siempre que quiera, a los datos fiscales más actualizados que en cada momento pueda ofrecer la Agencia, y aporta la posibilidad de retomar una propuesta de declaración sobre la que se hubiese estado trabajando previamente, o abrir nuevas sesiones de trabajo en cualquier momento y desde cualquier dispositivo, incluyendo tabletas y teléfonos móviles.

 

En caso de ser necesaria la modificación o ampliación de datos, Renta WEB guiará al contribuyente en función de la información de que disponga la Agencia Tributaria. La plataforma también avisará si, tras una primera sesión abierta previamente, cuenta con información nueva, para que el contribuyente decida si quiere generar una nueva propuesta de declaración o continuar con la sesión que había iniciado.

 

Si el declarante opta por imprimir la propuesta de declaración para su entrega en papel, el proceso será más cómodo, ya que se reduce sensiblemente el número de páginas que es necesario imprimir, dado que sólo se imprimirán aquellas que afectan a su situación económica o personal. El contribuyente que quiera una copia de los resultados, podrá hacerlo desde la pestaña 'vista previa' tanto en Renta WEB como en el programa PADRE.

 

Al igual que el pasado año, en la presente Campaña de la Renta los contribuyentes contarán con 'Clave PIN' como alternativa al servicio REN0 que da acceso al número de referencia para la tramitación del borrador y presentación de la declaración con Renta WEB, la obtención de los datos fiscales y, en su caso, la consulta del estado de la devolución.

 

A diferencia del REN0, 'Clave PIN' no requiera que el contribuyente recuerde la casilla 490 de la declaración del año anterior y permite presentar telemáticamente declaraciones a ingresar sin necesidad de domiciliación en cuenta.

 

En términos generales, existen varias vías para presentar la declaración, según sea el resultado a devolver o ingresar, y si se domicilia o no el pago. Si se domicilia el pago, se puede presentar la declaración hasta el 25 de junio, pero el pago no se hará efectivo hasta el 30 de junio, último día de la Campaña de Renta. La cita previa podrá solicitarse desde el 4 de mayo.

 

IMPUESTO DE PATRIMONIO

 

En la presente campaña se mantiene la obligación de declarar el Impuesto sobre el Patrimonio para los contribuyentes con cuota a ingresar y también para aquellos sin cuota a ingresar, pero que cuenten con bienes y derechos con valor superior a los dos millones de euros. Hacienda espera que se presenten 7.695 declaraciones en Castilla y León por la que se obtendrán 31,8 millones de euros.

 

El mínimo exento del impuesto se sitúa en los 700.000 euros y la vivienda habitual está exenta también hasta los 300.000 euros, aunque ambos límites pueden variar según las comunidades autónomas. Todos los contribuyentes que tengan que hacer declaración de Patrimonio deberán hacerlo exclusivamente por Internet, mediante 'Clave PIN', número de referencia, o bien utilizando el DNI o el certificado electrónicos.

 

Por último, Hacienda recuerda que no están obligados a declarar los contribuyentes con rentas procedentes del trabajo hasta 22.000 euros anuales. Sin embargo, este límite se reduce si los rendimientos proceden de más de un pagador y también cuando se perciban pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos no exentas, cuando el pagador no está obligado a retener y cuando los rendimientos están sujetos a un tipo fijo de retención. En tales casos, este año el límite se amplía desde los 11.200 hasta los 12.000 euros anuales.