Presencio presentará este sábado las alegaciones para no ser expulsado de Ciudadanos

Jesús Presencio, en la redacción de Tribuna de Valladolid. DANI RODRÍGUEZ

El todavía concejal del partido naranja en el Ayuntamiento de Valladolid incide en que tenía diez días para hacer alegaciones, pese a que el expediente se le comunicó el día 2.

Jesús Presencio, todavía concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valladolid hasta que la Secretaría General del Consistorio diga lo contrario, algo que se espera haga en los próximos días, presentará las alegaciones a su partido este sábado, toda vez que  ESel día en que, asegura, concluye el periodo que tenía para hacer dichas alegaciones.

 

Presencio incide en que se encuentra cumpliendo los plazos, ya que según explica tenía hasta este sábado como fecha tope. “Desde el día 4, diez días”, asegura a Tribuna. ¿Entonces eso significa que le queda este viernes o el sábado para las alegaciones? “Claro”, concluye. En todo caso, el expediente le fue comunicado el 2 de noviembre, lunes, y asegura que se ampara en que a los pocos días pidió la suspensión de medidas cautelares para poder preparar sus argumentos.

 

“Mañana [por este sábado] lo dedicaré a hacer la contestación. Es muy sencilla, está clarísima. Hace cinco días pedí la suspensión de las medidas cautelares, cumpliendo los plazos”, asegura. Y ante la otra posibilidad, la de estar como no adscrito...

 

¿Y en qué se ampara, qué argumentos pretende esgrimir? “Lo baso en la defensa de los derechos que tiene todo afiliado a la vista de los estatutos, que se han cambiado en un año tres o cuatro veces. Estoy definiendo las razones y este sábado que es el último día los expondré, pero vamos, que hay motivos suficientes como para hacer alegaciones. Si no los hubiera, no los haría, no soy un atrevido”, hace ver, sin concretar.

 

Por supuesto, también está la posibilidad de renunciar a su acta de concejal si las alegaciones no son escuchadas, algo que parece no plantearse, con lo que pasaría en cuestión de días al grupo de no adscritos. “No tengo ni idea, a mí no me preocupa estar adscrito o no, que se cumpla la ley como se tenga que cumplir. Yo he sido muy crítico, no soy hombre de partido, soy más de proyecto. Confío como muchos vallisoletanos en el proyecto, no en el partido. Lo otro me viene de lado”, asegura.

 

Y es que Presencio para tenerlo claro. “Yo represento a un grupo importante de afiliados de Valladolid, desde la parte orgánica interna, que me eligieron en primarias. Son los que siguen conformando los equipos de trabajo, que dan apoyo a mi labor dentro del Ayuntamiento. Me debo no solo a los que me han votado, sino también de todos los vallisoletanos”. Después de las alegaciones de este sábado, habrá que esperar.