Presencio consigue el apoyo de 400 afiliados y cargos de Ciudadanos a favor de su continuidad

Jesús Presencio, durante el pleno municipal del pasado martes. A.MINGUEZA

En un comunicado se explica que esas rúbricas se han mandado al Comité Ejecutivo Nacional de Ciudadanos en Barcelona con el objetivo de evitar el cese del todavía concejal.

Afiliados, concejales, simpatizantes y colaboradores de Ciudadanos han asegurado que han reunido 400 firmas en apoyo a la continuidad en el partido del concejal del Ayuntamiento de Valladolid Jesús Presencio, condenado a una pena de multa tras dar positivo por alcoholemia cuando conducía su vehículo.

 

Un comunicado recogido por Europa Press explica que se ha remitido al Comité Ejecutivo Nacional de Ciudadanos, en Barcelona, un escrito junto con las 400 firmas de afiliados, cargos electos y simpatizantes "de Valladolid".

 

En el documento, reclaman que se "direccione" el expediente abierto por el partido a Jesús Presencio "sobre los términos estatutarios previstos para estos temas y en el sentido que el propio Albert Rivera ha manifestado en diversos medios de comunicación".

 

Cabe recordar que la pasada semana Ciudadanos abrió un expediente al concejal vallisoletano y designó un instructor que estudiará el contenido de la sentencia que le condena a diez meses sin carné y una multa de unos 2.000 euros por su positivo en un control de alcoholemia el pasado 16 de agosto.

 

De hecho, la prensa local ha informado también de que se ha dado a Jesús Presencio un plazo hasta el 1 de noviembre para que entregue su acta de concejalEn un segundo punto, el documento reclama que se inicie una labor de "afianzamiento de la presencia de Ciudadanos en Castilla y León" y que para ello se cuente con Jesús Presencio, a quien respaldan en sus cargos de coordinador provincial, concejal y como portavoz municipal, responsabilidad a la que ya renunció unas semanas después de los hechos por los que ha sido condenado.

 

Asimismo, se destaca de Presencio "su imparcialidad, experiencia, valía personal y profesional", así como su "implicación en el proyecto de Ciudadanos desde sus comienzos en Castilla y León".

 

En el texto, censuran y califican de "torticera" la actuación de "algunos coordinadores provinciales, espoleados por dirigentes concretos", así como la "torpe labor de comunicación llevada a cabo por quienes ostentan esa responsabilidad en Castilla y León", lo que ha contribuido, en opinión del texto, en "desacreditar a Jesús Presencio, e intentar conseguir con ello el abandono de su acta de concejal, en favor de una persona concreta, que obedece a los designios del actual Delegado Territorial, Luis Fuentes".

 

El documento denuncia que los actuales dirigentes regionales "no han hecho ningún esfuerzo en reducir a su justa expresión las circunstancias personales que rodean el incidente protagonizado por Jesús Presencio el día 16 de Agosto" e incluso han "procurado ahondar en los efectos perversos de un hecho que tiene su justa dimensión en la solución judicial ya acordada y que no va más allá de la propia dimensión humana de un hecho puntual".

 

Cabe recordar que el número 3 de la candidatura de Ciudadanos al Ayuntamiento de Valladolid correspondía al expresidente de la patronal vallisoletana (CVE), Manuel Soler.

 

Además, se reprocha que Ciudadanos "presenta una débil construcción de estructuras provinciales", debido fundamentalmente a los representantes procedentes de partidos integrados en la conocida como Confederación Nacional de Agrupaciones Políticas Independientes (CAPI), como "UPS, PRCAL y Tierra Comunera", que "acusan una fuerte presencia en Burgos, Palencia, Valladolid, Ávila, Salamanca y Zamora".

 

De hecho, critican que quienes proceden de estos partidos y "dirigían el regionalismo castellanoleonés se han limitado hasta ahora a asegurar en las recientes Elecciones cargos y prebendas personales". Para ello, consideran que "han contado con el apoyo expreso de sus propias organizaciones regionalistas o con alianzas espúreas de dudoso contenido democrático".

 

Y esto, han añadido, se ha hecho "en detrimento de la necesaria labor de organizar un partido nuevo al que han llegado numerosos nuevos afiliados con el deseo de trabajar con la ideología que caracteriza a Ciudadanos"

 

Los firmantes expresan su deseo de hacer llegar a los órganos de Dirección del partido la necesidad de contar con liderazgo "Ciudadano" en Castilla y León, e iniciar "una labor urgente de reconstitución del partido en la región, de acuerdo con los Estatutos del partido y el liderazgo indiscutible de Albert Ribera", que entienden que "realmente ha concitado el voto de apoyo al proyecto de C's en Castilla y León".

Noticias relacionadas