Preparados, listos, ¡ya! ¡Valladolid está de Fiestas!

El grupo infantil 'La Carraca' en el balcón del Ayuntamiento de Valladolid, tras el pregón. JUAN POSTIGO
Ver album

El grupo infantil 'La Carraca' dio el pistoletazo de salida a las Fiestas de la Virgen de San Lorenzo con el pregón ante una Plaza Mayor abarrotada hasta los topes, después de la pertinente puesta de pañuelo a la estatua del Conde Ansúrez.

Había una vez una Plaza Mayor que se llenó hasta los topes. Había una vez una ciudad en Fiestas que se puso de gala un 5 de septiembre. Había una vez una multitud deseosa de pasárselo bien. Escoja el principio que quiera para el cuento, porque Valladolid está de Fiestas y a partir de ahora, toca escribir una preciosa historia de casi diez días en la que la diversión, la alegría y el jolgorio están a la orden del día.

 

Y quizá podamos estar hablando de un cuento porque los encargados del pregón, el grupo infantil ‘La Carraca’ viene al pelo para el caso. Pero todo comienza unas horas atrás, cuando la Plaza Mayor empezó a abarrotarse enfrente del enorme escenario y en torno a la figura del Conde Ansúrez, el clásico testigo de excepción para el pistoletazo de salida de los festejos.

 

Poco a poco miles de jóvenes, y no tan jóvenes, se arrancaron a bailar las primeras danzas mientras el calor apretaba fuerte desde el cielo, con un sol radiante. Petos, disfraces, sombreros, pequeños hinchables, y alcohol, mucho alcohol. Todo cabía en la enorme Plaza que será el epicentro de unas jornadas mágicas en Valladolid.

 

La cuestión es que a las ocho y media de la tarde, con puntualidad británica, Mercedes Cantalapiedra se subió al pequeño escenario que llevaba al micrófono instalado en el balcón del Ayuntamiento. Para entonces, no cabía ni un alma en el espacio. Y ocurrió lo que la concejal tanto temía. Justo antes de dar paso a los ilusionados pregoneros, parte del público comenzó los cánticos.

 

“Alcalde dimisión, alcalde dimisión”. Javier León de la Riva, tras sus últimas polémicas en las que se le tachaba de machista, prefirió mantenerse al margen y ni siquiera se asomó en ningún momento al balcón. Mientras, aquellos que tantas risas han arrancado a los niños durante 33 años con sus canciones y juegos –cabe recordar que se jubilan-, comenzaban su speech.

 

“Cuando éramos pequeños bastaba con salir a las calles o a las plazas de nuestra ciudad, y en el momento en el que nos habíamos juntado unos cuantos alguien gritaba levantando el brazo, ‘el que quiera jugar que se agarre a este árbol’. Y ya estaba liada”. Un comienzo de ensueño, como su filosofía de vida.

 

“Después de treinta y tres años aquí estamos, disfrutando mucho de nuestro trabajo y seguimos viajando sin para con nuestras canciones, aunque ya van quedando pocos meses para el cierre definitivo. (...) Queremos una ciudad viva, como lo va a ser esta larga semana de festejos. Que cada cual busque en el programa lo que se acomode a sus gustos y lo disfrute con el vecino, en sana armonía, desde el respeto”. Respeto. Esa palabra que mencionó Mercedes Cantalapiedra hace unos días para hacer valer a los pregoneros, mientras parte de la Plaza Mayor seguía pidiendo la dimisión del alcalde.

 

A medida que el discurso iba avanzando, el ambiente comenzaba a caldearse. Y no solo por la temperatura. Varios huevos volaron hacia el balcón, con el claro objetivo de impactar en el primer edil. Uno dio a un joven que se encontraba allí y que poco tenía que ver con el tinglado. Otro en una cristalera. Una más se coló al Salón de Recepciones por la puerta abierta y reventó contra el suelo.

 

Con caso omiso, 'La Carraca' siguió a lo suyo“Y para empezar las Fiestas, qué mejor que hacerlo cantando, así que afinad esas gargantas y cantad con nosotros”. Era el momento de ‘la chata merénguela', todo un clásico de su repertorio. La multitud cayó entonces en el delirio mientras los cohetes y los globos del color esperanza, el morado, echaban a volar en el cielo de Valladolid. Y es que si de algo tienen fe estos días los vallisoletanos, es en pasarlo bien, polémicas aparte.

Noticias relacionadas