Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Preocupación en CECALE por la pérdida de competitividad

Imagen de archivo

Castilla y León pierde competitividad debido al aumento de la presión fiscal. Esto hace que estemos entre las comunidades más inflacionistas. El empresariado aboga por impulsar medidas que permitan aumentar la cuota de exportación

Una vez analizados los datos del IPC hechos públicos hoy por el Instituto Nacional de Estadística, la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León quiere destacar que la evolución de los precios durante el mes de diciembre, con una subida en la Comunidad del 0,1%, lo mismo que en el conjunto de España, vuelve a evidenciar una vez más el estancamiento de los mercados y la contracción de la demanda, aunque también pone de relieve cómo esta atonía no se ha trasladado a la tasa interanual para el año 2012, que se aleja de las previsiones gubernamentales.

 

Los componentes más alcistas en nuestra Comunidad en el mes de diciembre fueron “alimentos” y “ocio y cultura”, por el encarecimiento de precios en el periodo estival, que contrasta con la bajada en “vestido y calzado”, al haberse adelantado en muchos casos las rebajas o las llamadas ventas especiales.

 

En términos interanuales, preocupa en CECALE el incremento del IPC del 3,1%, dos décimas más que la media nacional, situándose la Comunidad entre las más inflacionistas, como consecuencia de las medidas concretas de consolidación presupuestaria.

 

Las subidas impositivas derivadas de la entrada en vigor de los nuevos tipos de IVA y del denominado “céntimo sanitario”, así como el aumento de las diferentes tasas, medidas recaudatorias contra las que ya se manifestaron las organizaciones empresariales, por la repercusión tan negativa que iban a tener sobre las pymes y los autónomos, está influyendo negativamente sobre el consumo y, por ende, sobre el flujo del dinero circulante para romper con la atonía del mercado interior. Igualmente, la Confederación quiere hacer hincapié en el encarecimiento de otros productos, como los medicamentos, con una subida en el último año del 11,7%.

 

En opinión de CECALE, esta elevada tasa de inflación no va a fomentar la necesaria mejora de la competitividad que permita a las empresas impulsar el aumento de su cuota de mercado a nivel internacional, tan necesario en este momento de crítica desaceleración interna de la actividad económica.

 

Por ello, la patronal castellano y leonesa considera también necesario ajustar los salarios a esta crítica situación económica, de caída de ventas, atonía de la demanda y escasez de crédito, a la vez que se debe avanzar en el proceso de desindexación de éstos a la subida de los precios que aún presentan la actualización de determinadas rentas.

 

No obstante, se espera que los efectos de las medidas de consolidación presupuestaria se vayan diluyendo a lo largo de 2013 y, por tanto, se tienda a una mayor moderación de la inflación, toda vez que la presiones externas sobre determinados precios coadyuven también a este propósito y se modere la presión fiscal.