PP y PSOE discuten por algo en lo que están... de acuerdo: la devolución de la paga extra

Alfredo Blanco (PP) y Óscar Puente (PSOE) protagonizan un acalorado debate en el que ambos grupos se atribuyen la iniciativa de la devolución de la paga extra eliminada a los empleados públicos municipales el pasado 2012. 

El grupo popular y el partido municipal socialista en el Ayuntamiento de Valladolid ya no se ponen de acuerdo ni en los puntos en los que coinciden. O como dijo Óscar Puente "discrepamos cuando en realidad estamos de acuerdo". 

 

La esperpéntica situación se ha producido esta misma mañana durante el pleno celebrado por la corporación, concretamente en la moción presentada por los socialistas en la que pedía que se iniciará el proceso de negociación los los representantes de los empleados públicos para el pago de la parte devengada de la paga extraordinaria que el Gobierno suprimió el pasado año.

 

La polémica ha surgido cuando Alfredo Blanco (PP) y Óscar Puente (PSOE) han discrepado porque según Blanco la proposición socialista es "innecesaria" porque "llega tarde" ya que el equipo de Gobierno ha iniciado ya el proceso de devolución. Es entonces cuando el tono ha subido de decibelios y Puente ha acusado a los populares de apoderarse de la propuesta del PSOE que ya se presentó el pasado 28 de noviembre, mucho antes, según Puente que el equipo de Gobieno se sentará a negociar con los trabajadores. 

 

Blanco y Puente, Puente y Blanco se han tirado los muebles a la cabeza y echando mano de la hemeroteca para recordar episodios pasados. Para el presidente del grupo municipal socialista la actitud de los populares es "lamentable" porque son "incapaces de recurrir al consenso, con tal de no reconocer las propuestas del PSOE". Óscar Puente ha ido más allá diciendo que no sabe si le da "pena o vergüenza" escuchar a Blanco, antes de acusar al grupo popular de "falta de conciencia democrática" y ha reconocido que la imagen cada en el pleno ha sido "lamentable".

 

Sin embargo, Alfredo Blanco, edil de Hacienda, cree que el partido socialista siente "impotencia porque querían apuntarse un tanto y no puede". "No se puede iniciar lo que ya se ha iniciado y su moción ya nace muerta", ha sentenciado Blanco quien no ha confirmado la fecha de inicio de las conversaciones con los responsables de los empleados municipales, a pesar de la insistencia de la oposición por conocer este dato. 

 

Por su parte, desde el grupo municipal de IU se critica que el PP no apoye la moción socialista y le acusan de "evitar un debate público doloroso", antes de definir la retirada de la paga extra de la Navidad 2012 como una canallada del Gobierno de Mariano Rajoy. Blanco preguntó a Izquierda Unida que dónde estaban ellos cuando el Gobierno de Zapatero redujo un 5% el sueldo a los funcionarios públicos.

 

Al final, tras un acalorado debate, la solución llegó con una moción de transacción aprobada por los tres grupos. Increíble, pero cierto. Tres cuartos de hora discrepando en algo en lo que estaban de acuerdo desde un principio.

 

Noticias relacionadas