PP y C's se ven las caras con la continuidad 'popular' en cinco capitales de provincia en juego

El acercamiento escenificado en las últimas horas puede pemitir a los 'populares' conservar el poder en cinco capitales que daban por perdidas. Al decálogo por la regeneración que ha puesto como condición Ciuddanos el PP responde que son la fuerza más votada: los 'naranjas', dispuestos a darles prioridad.

Las cúpulas del PP y Ciudadanos en Castilla y León se ven esta mañana las caras en un encuentro sin precedentes y en el que pocos habrían pensado hace solo unos días, el mismo día de las elecciones municipales y autonómicas. El resultado que arrojaron las urnas dibujó un nuevo panorama, con un PP más débil que carece de la fuerza de una mayoría que le permita gobernar; y con una formación casi debutante que se ha convertido en 'llave' para la gobernabilidad de muchas de las plazas fundamentales. Y es precisamente este el premio que está sobre la mesa.

 

Sobre el papel, 'populares' y 'naranjas' se citan para confrontar sus respectivas condiciones para un pacto, que no para ver propuestas. Pero la realidad es que el telón de fondo es la formación de corporaciones en varias capitales de provincia y de las propias Cortes. Un acuerdo de investidura entre PP y C's permitiría a los populares nombrar alcaldes y 'salvar los muebles' en cinco capitales en las que han perdido la mayoría, y también en el hemiciclo regional. Salamanca, León, Burgos, Ávila y Palencia pueden ser, de nuevo, del PP si C's le franquea la puerta a investiduras: el voto a favor se las devolvería todas cuando las daban por perdidas y la abstención también salvo alianza de otras fuerzas, y ni siquiera. Y el apoyo 'naranja' aseguraría una investidura tranquila en la Junta.

 

En teoría, esta posibilidad depende de que el PP acepte el decálogo de regeneración planteado por Ciudadanos. A estas alturas, nadie piensa que los populares de Castilla y León y de las capitales en juego no vayan a cambiar alcaldías seguras por la firma de un simple compromiso sobre el que se desconoce condición alguna de verificación.

 

En estas condiciones, no parece difícil aceptar propuestas genéricas como apartar imputados, hacer primarias en los partidos, publicar cuentas y gastos de campaña o impulsar que se declare delito penal la financiación ilegal, cuestiones muchas que no dependen de quienes van a hablar esta mañana, cuando no perfectamente matizables al pasar del grueso de las declaraciones de intenciones a la letra pequeña de los cumplimientos. Al decálogo de regeneración de C's responde el PP defendiendo que son la fuerza más votada y con sus propias prioridadesapuesta por la calidad y regeneración democrática, compromiso con la reactivación económica y cohesión social y apoyo a las familias, que dibujan el esquema de un acuerdo en ciernes.

 

Con todo, el equipo de trabajo del PPCyL, formado por Juan Vicente Herrera, Alfonso Fernández Mañueco, secretario autonómico; Rosa Valdeón, vicesecretaria de Acción Política y responsable de la campaña autonómica, y Antonio Silván, vicesecretario de Organización y candidato a la alcaldía de León, tratará de acercar posturas con el equipo de Ciudadanos, liderado por Luis Fuentes que estará acompañado por los integrantes del Comité Autonómico de Acuerdos, Miguel Ángel González y Pablo Yáñez. Un encuentro que ha estado precedido por el 'café informal' que este lunes tomaron Herrera y Fuentes. Y por el acercamiento verbal expresado por Fernández Mañueco y que indica que el camino está más allanado de lo que parecía.

 

La cita es a las diez de la mañana y C's tiene previsto informe del resultado de la reunión a las 12.15 horas en la sede su formación, en la calle Ferrari de Valladolid.