PP reitera que la dispersión acabará cuando ETA se disuelva y pide a IA que no traslade "su problema a todos los vascos"

Dice que Bildu es el "mayor enemigo político" del PP porque representa a "la Euskadi más encerrada en sí misma"


BILBAO, 14 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP de Guipúzcoa, Borja Sémper, reitera que la política de dispersión de presos de ETA acabará cuando la organización terrorista se disuelva y subraya que, con manifestaciones como la del sábado en Bilbao, la izquierda abertzale insiste en "trasladar un problema que tienen ellos al conjunto de los vascos".

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el dirigente 'popular' ha manifestado que el futuro de Euskadi se tiene que hacer "entre todos", aunque ha advertido de que la izquierda abertzale tiene una "inmensa deuda" con los vascos y es la de trasladar el mensaje de que "asesinar nunca estuvo bien".

Tras recordar que manifestaciones como las de este pasado sábado en Bilbao ha habido muchas y es "parte de la liturgia habitual a la que nos tiene habituada la izquierda abertzale", ha insistido en que "quien más daño hace a los presos y a su futuro es la existencia de ETA".

"La política de dispersión se creó para que la banda no controlara a los presos ni los manipulara. Para que pudieran acogerse a la legislación y a procesos de reinserción y todos sabemos que ETA presiona a las familias en los pueblos y sigue queriendo usar a los presos porque es el único elemento propagandístico que les queda", ha indicado, para añadir que "la dispersión comenzó por ETA y desaparecerá con ella".

En este sentido, ha manifestado que la izquierda abertzale insiste en trasladar un problema que tienen ellos "al conjunto de los vascos" y ha remarcado que el Estado de Derecho "no permite amnistías ni cosas por el estilo".

"Quien ha torturado, asesinado y puesto bombas no puede pretender borrón y cuenta nueva. ETA y la IA deben asumir la voluntad de los vascos y disolver las exiguas estructuras que le quedan a la banda terrorista", ha añadido.

Tras indicar que al PP no le importa dónde cumpla el recluso su pena, sino que se cumpla la ley, Sémper ha señalado que "quien más daño hace a los presos y a su futuro es la existencia de ETA".

A su juicio, el problema que padece la izquierda abertzale es que tiene que explicar ahora a los reclusos "que ellos pisan moqueta en la Diputación de Guipúzcoa y el Ayuntamiento de San Sebastián y han hecho el pino puente para poder cumplir con la ley y presentarse a las elecciones y estar en el Parlamento".

"A los presos les contaron que venía una arcadia feliz si mataban y ahora siguen en la cárcel porque no hay otra en un Estado de Derecho", ha considerado.

FUTURO CON BILDU

Respecto a la construcción del futuro, Sémper ha destacado que la sociedad vasca es "muy plural", aunque durante 40 años ha habido "una banda terrorista que ha alterado la convivencia y una formación que ha dicho que asesinar estaba bien o que la violencia era una herramienta en política".

No obstante, ha reconocido ser consciente de que el futuro se tiene que hacer "entre todos", Bildu incluido. "Ahora bien, la izquierda abertzale tiene una inmensa deuda con los vascos y es trasladar el mensaje de que asesinar nunca estuvo bien, que nos hizo peores, y solo desde ese principio ético podrán sumarse a construir una convivencia razonable", ha añadido.

Asimismo, ha subrayado que el dirigente de la izquierda abertzale Pernando Barrena vive una "esquizofrenia política importante", ya que hasta hace dos días "justificaba que a mí me pudieran matar y hoy tiene que explicar por qué hoy eso ya no se justifica".

Respecto a Bildu, Sémper ha calificado a la coalición como "el mayor enemigo político" del PP porque representa a "la Euskadi más encerrada en sí misma" y un "proyecto totalitario con referencias como la Venezuela de Hugo Chávez".

PACTOS PSE Y BILDU

En este contexto, ha reconocido que no entiende los pactos entre PSE y Bildu en Guipúzcoa ya que es "nefasto para los intereses guipuzcoanos", puesto que los dirigentes de la coalición soberanista han demostrado "ser incompetentes en la gestión".

"Guipúzcoa es un territorio atrasado, paralizado, que no avanza, y el año pasado PNV y éste el PSE dan balones de oxígeno a quien no tiene ni idea de gestionar. Si a PSE, PNV y PP nos unen muchas cosas por qué no nos juntamos para desbloquear el territorio", ha preguntado.