PP presentará en la Diputación de Valladolid una moción de apoyo a los regantes respecto a las tarifas eléctricas

Imagen de el Palacio de Pimentel, sede de la Diputación de Valladolid. TRIBUNA

Se pedirá al Ministerio de Industria, Energía y Turismo que dé una respuesta "rápida y justa" en esta materia.

El Grupo Popular en la Diputación de Valladolid presentará en el próximo pleno de la Institución una moción de apoyo a los regantes de la provincia en sus reivindicaciones respecto a la regularización de las tarifas eléctricas.

 

En la citada proposición, según ha informado el Grupo a través de un comunicado remitido a Europa Press, también se insta al Ministerio de Industria, Energía y Turismo (Minetur) a que dé una respuesta "rápida y justa" en esta materia, con medidas que posibiliten un consumo a los profesionales del campo "eficiente, económico y real de la energía y el agua"

 

En su escrito, los 'populares' han recordado que desde que se suprimieron en el año 2008 las tarifas eléctricas especiales para el regadío, la factura de los regantes por el coste de este insumo se ha encarecido una media de más del 80 por ciento con un incremento de los costes fijos regulados -término de potencia- de más del mil por ciento, según la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore).

 

En cifras, esto ha supuesto que los regantes españoles paguen a día de hoy un sobrecoste de 311 millones de euros anuales, con lo que se pasa de cerca de 389 millones de euros anuales para electricidad para riego en el año 2008 a desembolsar 700 millones seis años después, de acuerdo con las mismas fuentes.

 

La moción reconoce la "situación insostenible" de los agricultores, los cuales "no quieren ni subvenciones ni tratos de favor, sino sólo pagar de acuerdo a su condición de consumidores estacionales".

 

Asimismo, señalan que ante esto "carece de sentido hacer inversiones en modernización de regadíos, dirigidas especialmente para ahorrar en consumo de agua, con la puesta en marcha de sistemas más eficientes que necesitan energía eléctrica cuyo coste se ha disparado los últimos años". "La situación ha sumido tanta incertidumbre en los regantes que puede poner en riesgo la viabilidad de un nuevo y futuro plan nacional de regadíos", añade el texto.