PP cree que la admisión de Bárcenas de que pactó una compensación favorecerá al partido en el juicio laboral

Aseguran que además están las notas de prensa emitidas por el extesorero en las que anunciaba su "renuncia definitiva" al cargo


MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

La declaración que el extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas hizo ante la Fiscalía Anticorrucpión el pasado 26 de febrero, en la que aseguraba que pactó una compensación con la secretaria general por tener que dejar el partido puede perjudicarle en la demanda laboral que ha interpuesto contra el PP en la que le exige 905.253 euros. Así lo creen dirigentes populares consultados por Europa Press.

En aquella declaración en la Fiscalía Anticorrupción, Bárcenas aseguró que en el año 2010 había "causado baja en el partido". "Esas retribuciones --en referencia a las que cobró desde esa fecha hasta 2013-- se refieren exclusivamente a que, teniendo en cuenta el daño que a mí me había ocasionado el dejar el partido en un momento determinado, de manera absolutamente injusta, llegamos a un acuerdo de compensación".

A pesar de esta declaración, Bárcenas ha sostenido que él siguió trabajando para el partido en calidad de asesor desde el año 2010 y por ello, al ser dado de baja el 31 de enero de este año en la Seguridad Social, interpuso una demanda laboral por despido improcedente en la que ha reclamado a su antiguo partido la cifra de 905.253 euros en calidad de indemnización.

Fuentes populares consultadas por Europa Press creen que esta declaración ante el fiscal anticorrupción puede perjudicar al propio Bárcenas en la demanda por despido improcedente que interpuso contra el PP porque se contradice con la versión que ha sostenido posteriormente.

Además, estas mismas fuentes, aseguran que la versión que dio ante el fiscal de que había causado baja en 2010 se compagina con el comunicado que emitió el propio Luis Bárcenas, a través del Partido Popular, el 8 de abril de 2010 en el que anunciaba que cesaba "de manera definitiva" de las funciones de tesorero y que había solicitado también su baja temporal como militante del PP.

"En la mañana de hoy he trasladado al Presidente Nacional del Partido Popular, Mariano Rajoy, mi decisión de renunciar con carácter definitivo a las funciones de tesorero dentro de nuestra organización nacional, cargo para el que fui elegido por el Comité Ejecutivo Nacional a propuesta del Presidente".

Además, añadía su intención de presentar un escrito para darse de baja como militante del PP de manera temporal hasta que se sustancien los hechos que, según decía, se le imputaban "injustamente".

El mismo día, el PP emitía un comunicado en el que daba por recibida la decisión de "renunciar con carácter definitivo a sus funciones como tesorero del Partido" y hacía un "reconocimiento público a la magnífica gestión" realizada por Bárcenas, al tiempo que le agradecía la "lealtad que ha demostrado al partido y a sus dirigentes". También decía el PP estar convencido "desde el principio" de que Bárcenas demostraría su inocencia frente a las "falsas imputaciones de las que ha venido siendo objeto".

Esto sucedía casi tres años antes de que los populares se enteraran de que su extesorero había amasado una fortuna en Suiza que llegó a acumular 38 millones de euros, según la propia versión de Bárcenas ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz.