Posada instará el martes a los grupos a 'ponerse las pilas' para acometer una amplia reforma del Reglamento del Congreso

Fachada Del Congreso De Los Diputados
Estudiarán cómo acercar la Cámara a los ciudadanos, la regulación de los 'lobbies' y la activación de la Oficina Presupuestaria


MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El presidente del Congreso, Jesús Posada, aprovechará la reunión de la Junta de Portavoces del próximo martes para emplazar a los grupos parlamentarios a 'ponerse las pilas' e iniciar los trabajos para acometer una amplia reforma del Reglamento del Congreso, que data de 1982 y sólo ha sufrido once retoques mínimos.

A principios de este año, Posada ya remitió una carta a los portavoces para que empezasen a poner sus propuestas de reforma sobre la mesa con el fin de ir explorando las posibilidades de encontrar acuerdos al respecto. El presidente del Congreso les recordó que en noviembre de 2012, a instancias de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), el Pleno acordó retocar el Reglamento con el objetivo de mejorar la calidad de la democracia y acercar el Parlamento a los ciudadanos.

Cuatro meses después, ningún grupo ha dado respuesta al requerimiento de Posada pero, eso sí, el PP ya le ha urgido a activar los trabajos para dar cumplimiento a la propuesta de resolución sobre transparencia y lucha contra la corrupción que aprobó el Congreso en el marco del Debate sobre el estado de la Nación.

Aquel texto, que salió adelante con la abstención del PSOE, instaba a estudiar, en las comisiones correspondientes, la regulación de las organizaciones de intereses o "lobbies", posibles reformas para facilitar el "impulso y tramitación" de las iniciativas legislativas populares, así como la "inmediata" puesta en marcha de la Oficina Presupuestaria de las Cortes Generales, cuya creación se aprobó en la anterior legislatura, pero nunca se activó. Precisamente, la portavoz del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez, urgió por carta la semana pasada a Posada a ponerla en marcha ya.

Asimismo, los grupos tendrán que analizar cómo trasladar a los diputados y senadores las normas de transparencia que se incluyan en el futuro Estatuto de Cargo Público y establecer un "procedimiento concreto de publicidad de las declaraciones tributarias, de actividades y de bienes".

LAS LENGUAS COOFICIALES NO SON PRIORITARIAS

Posada es consciente de que, una vez que se abra el melón de la reforma, los partidos podrán proponer la revisión de cualquier punto del Reglamento y asume que los nacionalistas pueden volver a poner sobre la mesa el uso de las lenguas cooficiales que dio al traste con el último intento de reforma, bajo Presidencia de Manuel Marín, hace dos legislaturas.

No obstante, el actual presidente de la Cámara Baja confía en que finalmente pueda avanzarse en medidas para mejorar la calidad democrática y avanzar en la transparencia, habida cuenta de que estos son los asuntos que centran, hoy por hoy, las demandas ciudadanas.

El PP está en la misma línea. El secretario general del Grupo Popular en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro, ha avanzado a Europa Press que su grupo acude a la negociación "con mentalidad abierta", aunque ha dejado claro que no contempla a priori abordar la regulación del uso de las lenguas cooficiales, un 'vieja' demanda de los nacionalistas y que dio a traste con el último intento de reformar el Reglamento que se hizo en 2005, bajo Presidencia del socialista Manuel Marín.

Tampoco Izquierda Unida baraja esa posibilidad porque, según ha subrayado su portavoz, José Luis Centella, lo fundamental ahora es lograr un acuerdo lo más amplio posible para 'desencorsetar' el Parlamento y acercarlo a los ciudadanos.

En este sentido, el PP está empeñado en alcanzar un acuerdo para mejorar el trabajo de la Cámara, acercar la función representativa a los ciudadanos, dar cauces de participación a la sociedad civil para la función legislativa, regular los 'lobbies' y activar la Oficina Presupuestaria de las Cortes.

Pese a que el PP ha fijado ya sus prioridades, está repasando la amplia reforma que llegaron a pactar con el PSOE en julio de 2005. Entonces, los dos partidos mayoritarios acordaron, entre otros puntos, sustituir temporalmente a diputados, convocar debates de actualidad, incluir preguntas al presidente del Gobierno el día anterior a la sesión de control e interpelar al jefe del Ejecutivo en debates de media hora de duración.

TRANSPARENCIA SÍ, NÓMINAS NO

Otra de las prioridades del PP pasa por aplicar a los diputados las normas de transparencia, con especial atención a la publicidad de actividades, bienes y declaraciones tributarias. Sin embargo, el grupo mayoritario no contempla publicar las nóminas en la página institucional del Congreso, como viene reclamando UPyD y han dado a conocer incluso algunos diputados socialistas en sus 'blogs'.

Según explica, el sueldo neto recoge aspectos que están protegidos por la ley dado su carácter personal (estado civil, hijos, etcétera). El PP recuerda que en la web de la Cámara ya aparece el bruto que ganan los diputados, aunque es verdad que la Cámara tiene pendiente una revisión de la información para aclarar conceptos.

En cualquier caso, desde el PP recalcan que el Reglamento de la Cámara Baja, como la Constitución, forma parte de las reglas de juego del sistema democrático y que, por tanto, es "muy importante" el consenso para realizar cualquier cambio.