Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Portugal se marcha esperando que sus 36 puntos en 26 partidos “sirvan para algo”

Miguel Ángel Portugal, en su despedida este lunes. JUAN POSTIGO

El entrenador del Real Valladolid se ha despedido de jugadores y afición este lunes tras su destitución del domingo. El burgalés asegura que “no se había planteado dejar el club”.

Triste, desolado, con un toque nostálgico. La marcha de Miguel Ángel Portugal del Real Valladolid estaba cantada tras la derrota de este domingo ante Osasuna, pero no por ello fue fácil para el entrenador burgalés. Tras agradecer a los medios la cobertura -“más o menos críticos, pero habéis hecho vuestra labor”-, no se andó con medias tintas el ya ex ténico.

 

“Se trata de una despedida que no sé si es un hasta siempre o hasta luego, me gustaría comenzar otro proyecto en el futuro en el Real Valladolid pero no depende de mí”, se mostró abatido Portugal. “Me voy con la esperanza de que los 36 puntos en 26 partidos sirvan para conseguir el objetivo que se quiera”, quiso desear, antes de recordar que su predecesor, Garitano, hizo nueve puntos en nueve partidos. “No sé si lo mío es mucho o poco, se verá si ha servido o no, pero espero que sirva”.

 

¿Y cuáles son los motivos por los que no ha marchado todo como debería? “Cuando hemos merecido ganar, no hemos ganado. Luego hemos tenido partidos en casa que no hemos ganado y eso pasa factura”. Contundente, en este aspecto.

 

Lo más curioso de todo, aunque parecía evidencia, es que el entrenador “no se había planteado dejar el club”. “Tuve mis dudas hace tres partidos tras el día de Zaragoza, incluso ante Osasuna, pero no me había planteado dejar el club. Quedaban siete partidos, igual que teníamos ese bache podíamos ganar dos o tres. Sé que este equipo es capaz de eso”. Batacazos como el 4-0 ante el Leganés o las últimas derrotas fueron duras, claro.

 

“Así como contra el Zaragoza lo vi favorable, en Pamplona vi momentos en los que estuvimos bien. Momentos de tres o cuatro ocasiones”, siguió Portugal, quien destacó las oportunidades que, por ejemplo, había fallado Villar que cualquier otro día te las mete.

 

Como suele ser habitual en estas despedidas, el entrenador fue preguntado por el momento más complicado durante su etapa blanquivioleta. “Cuando llegué, que el equipo estaba en descenso, ahora estamos en una situación... ahí. En descenso el estado de ánimo es diferente. Me voy con sensación de que hemos sacado 36 puntos que espero sirvan, ese grano de arena, para ese objetivo que se tiene que cumplir”.

 

Y para terminar, otro deseo en forma de mensaje para los jugadores. “Ojalá se cumpla el reto de cuando llegué. Les dije que cuando ganen tres partidos seguidos les invito a comida. Me gustaría venir a invitarles a esa comida”, cerró Portugal. Y ahora la que se cierra es su etapa en el Real Valladolid.

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: