Portugal: “No hay cosa que más me joda que cuando hay que poner tensión, no se ponga”

Miguel Ángel Portugal, entrenador del Real Valladolid, en la rueda de prensa tras el partido. JORGE IGLESIAS

El entrenador del Real Valladolid se mostró abatido en la comparecencia de prensa después del partido ante el Huesca, en el que su equipo salió derrotado por 0-1.

“No hemos dicho adiós a nada”. Las primeras palabras del entrenador del Real Valladolid, Miguel Ángel Portugal, tras la derrota ante el Huesca no pudieron sonar más contundentes en la sala de prensa, en referencia a la posibilidad de haberse despedido del play off. “El partido de hoy ha sido desastroso, no me ha gustado nada. Afortunadamente los demás también han hecho resultados malos”, siguió.

 

Y es que el entrenador no dudó en mostrarse crítico con sus jugadores. “No hay cosa que me joda más que cuando se tenga que poner tensión, no se ponga. Sea quien sea, en un Valladolid que aspira a subir se tiene que asumir donde está”. Más tarde el propio técnico reconocería que tenía “su parte de culpa”. “Todos la tenemos, pero en el próximo partido hay que mejorar y ganar”, siguió, sin querer mostrarse derrotado.

 

“Hemos perdido el toque del centro del campo y se ha contagiado el resto del campo, no hemos tenido las conexiones de otros partidos. Nos han superado en casi todo. Ante eso uno solo puede estar mosqueado”, valoró Portugal el encuentro, con cierto desdén hacia sus jugadores. Cabe recordar que el entrenador había agotado los tres cambios antes de terminar la primera mitad, un claro toque de atención a quienes estaban sobre el campo.

 

“Tenía que cambiar algo, no me gustaba la situación. Creía que eran unos cambios necesarios, para ver si con Óscar dábamos más y con Mojica dábamos mas profundidad por banda”, desveló. Ahora lo que toca es levantarse, aunque los ánimos ya están minados. “Hay que pensar en el próximo partido, seguimos estando ahí. En esto del fútbol la cosa cambia de una semana a otra”, hizo ver.

 

Por cierto que Portugal no quiso valorar la actuación del árbitro, quien anuló un gol a Roger en la primera parte, ya que “simplemente hemos jugado mal”.