Portugal alcanza la gloria

Portugal es la nueva campeona de Europa. La selección lusa se ha impuesto a Francia en la final tras un gol de Eder en la prórroga y sin Cristiano Ronaldo, lesionado a los 25 minutos. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

PORTUGAL: Rui Patricio; Cedric, Pepe, José Fonte, Guerreiro; Renato Sanches (Eder, min.79), William Carvalho, Adrien Silva (Moutinho, min.66), Joao Mario; Nani y Cristiano (Quaresma, min.25).

 

FRANCIA: Lloris; Sagna, Umtiti, Koscielny, Evra; Matuidi, Sissoko (Martial, min.110), Pogba; Griezmann, Giroud (Gignac, min.78) y Payet (Coman, min.58).

 

GOL

1 - 0, min.109, Eder.

 

ÁRBITRO: Mark Clattenburg (ING). Amonestó a Cedric (min.34), Joao Mario (min.62), Guerreiro (min.95), William Carvalho (min.98) y Rui Patricio (min.120) por parte de Portugal. Y a Umtiti (min.80), Matuidi (min.97), Koscielny (min.107) y Pogba (min.115) en Francia.

 

ESTADIO: Saint-Denis.

Un gol de Eder en el minuto 109 de partido le da la gloria a Portugal. La selección lusa gana su primera Eurocopa tras imponerse en la final a Francia gracias a ese gol. Superó todas las adversidades el conjunto portugués, sin su estrella Cristiano Ronaldo que cayó lesionado tras una fea entrada en la primera mitad y frente a la anfitriona y gran favorita.

 

En el minuto 109, un latigazo lejano de Eder tumbó a la selección gala. Una Francia que fue mejor en la primera mitad pero que desapareció en la segunda y después en la prórroga. 

 

Portugal se desquitó de la tragedia nacional vivida en la cita de 2004, cuando perdió ante su público contra Grecia. La 'verde-amarelha' aguantó el tipo sin su estrella, ante una Francia que tampoco encontró a la suya, un Antoine Griezmann que tuvo dos remates de cabeza peligrosos como aportación en 120 minutos.

 

De la buena puesta en escena de los de Didier Deschamps poco quedó en el segundo tiempo. Pese a ser muy superior y gozar de la ausencia de Cristiano, Francia esperó el error del rival en vez de ir a por el partido. Sin miedo, los de Santos fueron creciendo hasta verse en una prórroga en la que fueron superiores. Eder se pidió ser el héroe.

 

En plena renovación de la mano de Santos, Portugal dio la campanada en París, territorio de un anfitrión que no suele fallar. Con el pitido inicial de hecho se vio a una Francia decidida, como ante Alemania. Sin embargo, al igual que contra la campeona del mundo, la presencia le duró poco sobre el césped. No por la autoridad del rival en este caso.

 

 

Una piña la selección lusa alrededor de Eder tras el gol 

 

 

La lesión de Cristiano, que recibió un golpe de Payet en los primeros minutos y terminó sustituido en el 25', cortó el ritmo del encuentro. Portugal supo frenar a su rival, una Francia que pese al desparpajo físico de Sissoko especialmente no amenazó con peligro la meta rival. Sólo un gran cabezazo de Griezmann obligó a Rui Patricio.

 

Francia atacó con todo pero, sin precisión en los últimos metros, Portugal comenzó a sentirse cómoda. Más si cabe cuando en el segundo tiempo los de Deschamps decidieron retrasar la presión. Los de Santos, bien armados y reforzados en el centro del campo desde la salida de Cristiano, aceptaron el protagonismo sin rubor a la hora de retrasar al portero o esperar el hueco sin arriesgar.

 

La entrada de Coman dio algo de luz a una Francia adormilada en el peor momento. El jugador del Bayern le puso en la cabeza la segunda opción de coronarse de un Griezmann que se marchó de la cita con un amargo 'pichichi' con seis tantos. El delantero del Atlético de Madrid buscó ser el revulsivo bajando a recibir, pero Portugal ya jugaba su partido, sin miedo al correr de los minutos.

 

El susto sí que sufrió el conjunto luso cuando en el minuto 92 Gignac topó con el palo. La última jugada antes de una prórroga sin ritmo alguno, en la que Portugal fue mejor. El tiempo extra, con Nani asumiendo galones, encumbró a un inesperado Eder, que primero la tuvo de cabeza en un córner y ya en la segunda mitad desató la euforia de la 'Seleção das Quinas'.

 

Después de una falta que estrelló Guerreiro al larguero, Eder se guisó un gol para la historia de las Eurocopas y de su país. Desde fuera del área el '9' luso sorprendió a Lloris. Un triunfo histórico para una Portugal que tiró de épica sin Cristiano, del mismo modo que la derrota será recordada en las páginas del anfitrión Francia.

 

 

Noticias relacionadas