Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Porfi Fisac: “Tenemos que ser conscientes del pasado del Baloncesto Valladolid, pero vivir el presente”

Porfi Fisac, entrenador del Baloncesto Valladolid, posa con dos balonces en el Pabellón Pisuerga. ALBERTO MINGUEZA

El entrenador califica como “impensable” el ascenso a ACB en una entrevista para Tribuna, si bien cree que “el objetivo de esta temporada será el play off”.

LAS FRASES:

 

"Vuelvo al CB Valladolid por una situación personal y otra emocional, no podía dejar tirado al club"

 

"Ahora soy más mayor, probablemente más sensato pero igual de impulsivo"

 

"No sé cuál será el futuro, pero voy a hacer que el presente sea lo más positivo y coherente posible"

 

"Tenemos que enganchar a la afición, y eso se hace dando cosas, no pidiéndolas"

 

"Creo que impensable es una palabra bien utilizada para hablar del posible ascenso a ACB"

 

"Todos mis jugadores tienen algo en común; necesidad de hacer algo en este deporte y ganas de estar en este club"

 

"Sunil Bhardwaj ha sido un flotador para este barco que intenta salvarse"

 

"Debemos luchar por el play off, siempre hay que tener una idea positiva y una meta"

Porfi Fisac (Segovia, 24-1-1965) vuelve a Valladolid con las ilusiones renovadas tres años después. Y es que es imposible tener más clara la situación a la que se enfrenta. “No puedes quedarte en casa llorando, esperando una oportunidad”. Una frase que va de la mano con su forma de ser, positiva y optimista por naturaleza, que le lleva a pensar que toda persona tiene un lado genial, maravilloso, siempre por explotar.

 

Llevado al baloncesto, esto se traduce en una nueva oportunidad de demostrar su valía, eso sí, en una situación completamente diferente a la etapa que vivió como entrenador del club morado entre 2008 y 2011. Por ganas de recuperar a los jugadores, afición y ciudad, y por tanto al Baloncesto Valladolid, no será, desde luego.

 

¿Por qué decide volver Porfi Fisac a un Baloncesto Valladolid tan cambiado desde su última etapa?

 

Hay dos razones, una personal, porque no tenía trabajo, y otra emocional, porque este es el club que yo quiero y ahora mismo me necesita. No podía dejarlo tirado. Mi familia vive aquí, mi padre, mi madre, mi hermano, mi mujer y mis hijos. En cuanto al club, creo que necesita ayuda y yo voy a intentar dársela.

 

¿Y en qué ha cambiado Porfi después de este tiempo?

 

Soy más mayor, probablemente más sensato e igual de impulsivo, aunque creo que eso es por mi carácter como persona, más que de entrenador. He aprendido cosas, porque he tenido resultados buenos y malos en esto del baloncesto. He pasado de disfrutar de la Copa del Rey, algo maravilloso, a ser despedido de un club ACB. Ambas cosas me han enseñado y me han hecho tranquilizarme. Diría que soy menos exigente pero más comprensivo a nivel profesional.

 

¿Cómo menos exigente?

 

Conmigo mismo. Tengo menos exigencia para decirme a mí mismo para tener todo hecho. El cuerpo técnico aquí, los jugadores allí... Antes era demasiado perfeccionista. No es que haya cambiado en eso, pero soy más comprensivo con los fallos de los demás y con los míos propios. Antes era demasiado autocrítico y ahora soy más moderado, algo que necesitaba.

 

¿Es consciente de dónde se mete? El club recién descendido, la afición de dientes, la situación económica...

 

Hablé con Juan Vela y Felipe Martín, y una persona como Alberto Díez a quien conozco de hace muchos años. Son personas con las que contacté rápido y me han explicado cómo está el club. También he hablado con Ricard Casas y me ha explicado cómo ha trabajado él en estas circunstancias, y creo que tenemos que conocer el pasado del club, pero vivir el presente. No sé cuál será el futuro, pero voy a hacer que el presente sea lo más positivo y coherente posible, además de hacer que la gente se sienta orgullosa de sus jugadores.

 

¿Y qué puede esperar la afición de este presente, de este equipo?

 

Si me piden resultados y victorias, no sé las que vamos a dar. Si me piden entrega, sacrificio y buen baloncesto, estoy convencido de que se va a ver. Tienen que tener claro que no puede venir nadie amargado al Pabellón, la gente tiene que venir a disfrutar, y nosotros hacer que esas dos horas de partidos lo pasen bien, olvidándose de si tienen un problema o inconveniente en su vida personal. Tenemos que enganchar a la afición, y eso se hace dando cosas, no pidiéndolas. Resultados es difícil, la liga es competida, pero esto no es ACB y hay mucha igualdad.

 

 

¿Es impensable el ascenso?

 

Creo que impensable es una buena palabra, bien utilizada. No es algo que pensemos ni algo a lo que aspiremos. Tenemos la conciencia clara y eso pasa porque el club tenga una estabilidad económica, deportiva y administrativa. Eso es lo más importante. Así llegarán patrocinadores y la pasta, con nuestro trabajo y haciendo bien las cosas.

 

Dicho así suena fácil, pero no lo es.

 

Depende de lo que tu estés dando. ¿Es fácil vender un Mercedes o un SEAT, más uno que otro? Depende de sus resultados, igual que cuando patrocinas a alguien, es decir, que pides coherencia. Eso pretendemos, ser coherentes y luego encontrar patrocinador. No es fácil vivir económicamente bien, pero quedarte parado no sirve de nada, en casa sin hacer nada. Yo he estado en el paro el último año y medio y no he estado sin hacer nada, me he movido, aunque mi situación sea distinta. ‘Yo me revelo’, es la frase para esta situación.

 

Pasando a lo deportivo, ¿cómo valora la plantilla por ahora?

 

Todos los jugadores tienen algo en común, tienen necesidad de hacer algo en este deporte, ganas de estar en este club. Es increíble, pero cierto. La valoración que hago de la plantilla es que es de calidad, de media tabla, con jugadores veteranos con recorrido y jóvenes que hacen que esa balanza esté equilibrada. En todo caso, vamos a ser mejor mañana que ahora mismo, tienen mucho margen de mejora como jugadores y como individuos, eso es lo importante.

 

¿Y cómo ve la llegada de Sunil Bhardwaj, qué cree que aportará al club?

 

Considero que ha sido un flotador que ha llegado a este barco que está intentando salvarse. Ya tiene una parte de lección muy aprendida, domina mucho la parcela deportiva, y lo que más deseo es que dé esa estabilidad al club en la parte económica. Está haciendo cosas con mucha coherencia.

 

Por ejemplo, ha puesto a una sola persona en la calle a buscar patrocinadores, eso no se había hecho hasta ahora o costaba mucho y se hacía siempre de la misma manera. Hay que buscar, porque seguro que hay alguna persona deseando que este club llame a su puerta. También aporta algo tan importante como decirle a cada uno cuál es su trabajo de manera clara, espero que dé continuidad muchos años, por eso lo defino como un flotador.

 

Parece que lo que ha aportado sobre todo ha sido organización.

 

Necesitábamos distintas acciones, tener esa estabilidad de no tener que preocuparnos de ciertas cosas. Juan Vela, Felipe, uno, otro... Todos andaban preocupados de eso, de buscar dinero, ahora eso es diferente. Nos dice que estemos tranquilos. Si tú eres jefe de prensa, encárgate de esto. Si eres entrenador, llevas esta parcela. Ya pondré yo a otro que haga lo que tú no puedes. Así lo mueve Sunil.

 

¿Cómo ve la LEB este año?

 

Hay cinco equipos, dos de nuestra Comunidad, muy importantes como son Burgos y Palencia, aunque Breogan, Orense y Melilla van a ser claves. Esto cinco son superiores al resto. Luego, hay otros diez que puede pasar cualquier cosa con ellos, porque la diferencia es mínima entre ellos. Hay dos que son vinculados porque son filiales y los otros ocho estamos muy agrupados. ¿Qué debemos luchar? Pues yo creo que por el play off, siempre hay que buscar una idea positiva y tener una meta. Después ya veremos lo que pasa.