Porfi Fisac espera contar con Montañez para el próximo compromiso de MyWigo

Porfi Fisac, entrenador del MyWigo Valladolid. TRIBUNA

El entrenador ha reconocido a los medios que se trata de un jugador "imprescindible" y que "sin él sería muy difícil ganar un partido".

Porfirio Fisac ha comparecido este martes ante los medios para hacer balance del partido jugado en tierras navarras ante el Planasa y, además, repasar la actualidad del club. El tema central ha sido la lesión de Román Montañez. Minutos antes, el turno fue para el canterano Jonatan Arranz, que aseguró que está “mejorando cada día”.

 

El entrenador del MyWiGo Valladolid comenzó su intervención hablando de la derrota ante el Planasa Navarra del pasado viernes: “estuvimos bien sólidos, tuvimos una parte que sujetamos a Sonseca de maravilla. Los chavales jugaron defensivamente los dos primeros cuartos al 100%. Luego Sonseca apareció y nos hizo daño, pero no perdimos la cara ni la ambición”.

 

La segunda derrota de la temporada, sin embargo, no es lo que más preocupa al técnico en estos momentos, y es que la mirada está puesta sobre la evolución del veterano escolta del equipo, Román Montañez, que sufre una distensión del ligamento peroneo astragalino anterior con rotura capsular en la inserción posterior.

 

Traducido en tiempo de recuperación, estamos hablando de unas “dos o tres semanas”, indicó Fisac, que pone toda su esperanza en los servicios médicos del club para recuperar cuanto antes al jugador, porque “aunque los chicos van creciendo y cada día van jugando mejor, Montañez es imprescindible para ganar un partido; sin él creo que sería muy difícil. Vamos a esperar que esta semana llegue para el domingo; lo bueno que tenemos es que es una semana larga”.

 

Y es que aunque el escolta no estaba disputando sus mejores minutos, “es el que genera, el que crea ese miedo en el contrario. En la estructura táctica que tenemos para finales de partido siempre ha estado Montañez, y nos da esa tranquilidad y esa pausa, y los compañeros lo saben”, explicó el director del banquillo morado.

 

Además, Porfi Fisac desveló que por el momento no se va a reforzar el juego interior, pues “hasta que no tengamos una cierta tranquilidad y resolvamos algunas deficiencias económicas, no vamos a hacer nada”. En este sentido, el entrenador aseguró que los dirigentes del club “están trabajando a muerte”.

 

Por su parte, el canterano Jonatan Arranz se sinceró ante los medios, asegurando que está “muy contento y mejorando cada día” debido al trabajo que está haciendo con la primera plantilla. “Venía entrenando con el primer equipo en años anteriores, pero no de esta manera. Antes iba algún día suelto, pero ahora con Porfi estoy todos los días entrenando, jugando los minutos que me da y aprovechándolo a tope”, indicó el base, que desea “algún día poder estar como esta gente”, en referencia a sus compañeros de la primera plantilla.

 

Sobre el equipo señaló que “los veo muy bien, muy contentos, con un balance de 6-2 y líderes empatados, así que muy bien”. Y añadió: “son un grupo excelente; me ayudan mucho los jugadores, el cuerpo técnico…”.

 

Respecto a su función en el equipo, cada vez más presente, comentó que “está ganándose algún minutillo más e intentando ser más el segundo base, ayudado, pero con más minutos”, y es que explicó que “en el inicio de temporada, el planteamiento era Uriz de primer base y yo de segundo, ayudado por escoltas como Montañez, Iván…”.