¿Por qué aconsejan los ginecólogos ser madre antes de los 33 años?

Embarazo

El director del Instituto Palacios y coordinador del 'XV Encuentro Nacional de Salud y Medicina de la Mujer' (SAMEM 15), que estos días se celebra en Madrid, Santiago Palacios, ha avisado a las mujeres de la importancia de ser madres antes de los 33 años porque, tal y como ha comentado, a partir de los 35 años disminuye "drásticamente" la tasa de ovocitos.

Y es que, según datos del Instituto Nacional de Estadística de 2014, el 33 por ciento de los partos se producen en mujeres mayores de 35 años.

 

Además, desde el año 2000 se ha triplicado la tasa de embarazos en mayores de 40 años, dado que una de cada tres considera que hasta los 45 años hay tiempo para quedarse embarazada. "En esa edad la fertilidad ya está muy comprometida porque aunque las mujeres se sientan mentalmente jóvenes sus ovarios no lo son, lo que provoca que en el 99 por ciento de estos no se puedan quedar embarazadas. Y es que, la ciencia no supera el reloj biológico", ha apostillado Palacios.

 

Asimismo, el experto ha informado de que el índice de fecundidad en España se sitúa por debajo de la media europea y que, por tanto, se está "muy por debajo" del reemplazo generacional. Las principales razones del retraso de maternidad son la crisis económica y la dificultad de compaginar el trabajo con los hijos.

 

Ante esta situación, algunas empresas como 'Facebook' o 'Apple' han decidido regalar a sus empleadas un tratamiento de congelación de óvulos. En este sentido, el experto se ha mostrado partidario en el caso en el que se realice para dar libertad a la mujer de priorizar, en un momento determinado, su carrera profesional por encima de la maternidad, pero "no" como medida de presión para que retrasen el embarazo en beneficio de la empresa.

 

CRIOPRESERVACIÓN DE ÓVULOS

 

En este sentido, la jefa de la Unidad de Fertilidad del Instituto Palacios y doctora de la Unidad de Ginecología del Hospital Nisa Pardo de Aravaca (Madrid), Cristina Braña, ha informado de que la criopreservación de óvulos es una herramienta que permite planificar la maternidad cuando todavía se está a tiempo de conservar los óvulos en "buena calidad".

 

"Se trata de la congelación de los óvulos de la mujer, para lo cual primero hay que hacer una estimulación ovárica con medicación durante diez días, posteriormente realizar ecografías para ver cómo evolucionan unos saquitos y, finalmente, realizar una extracción de los óvulos vía vaginal y de forma sencilla. Al día siguiente la mujer puede realizar una vida normal", ha explicado Braña.

 

Ahora bien, la edad recomendada para someterse a este tratamiento es a partir de los 30 años y, siempre antes de los 35 años, ya que es a edad cuando la calidad de los mismos empieza a disminuir. Así, cuando la mujer decida hacer uso de ellos se procederá a realizar la fecundación 'in vitro' para obtener el embrión que después será implantado.

 

"Cuando se congelan los óvulos antes de los 35 años la probabilidad de quedarse embarazada a los 40 años, con este tratamiento, es del 50 por ciento, mientras que por el método natural hay muy pocas posibilidades de ser madre", ha comentado, para advertir de que el embarazo con este tratamiento no está garantizado al cien por cien.

 

Dicho esto, la ginecóloga ha informado de los riesgos que conlleva criopreservar los óvulos a los 40 años como, por ejemplo, que el bebé nazca con bajo peso o crecimiento restringido o, por el contrario, bebé macrosómico, es decir que tiene un peso "mucho mayor" de lo que le corresponde. Además, aparecen otros riesgos asociados a enfermedades propias del envejecimiento como la preeclampsia o la diabetes gestacional.

 

Finalmente, los expertos han reconocido que este tratamiento es "muy caro" ya que, al realizarse en centros privados, el ciclo de vitrificación de ovocitos cuesta en torno a los 2.000 y 2.500 euros. Un importe que aumenta considerablemente dado que se suelen necesitar al menos dos ciclos y cada año de congelación cuesta unos 300 euros.