Por primera vez en cuatro años, disminuyen los empleos a tiempo parcial en la Comunidad

La puntuación del Monitor Adecco de Castilla y León muestra un incremento interanual del 11,3% (el más amplio a nivel autonómico) que ha permitido que Castilla y León ascienda seis posiciones.

Adecco, líder mundial en la gestión de recursos humanos, quiere saber cuál es el grado potencial de satisfacción de un ocupado medio en cada una de las comunidades autónomas españolas.

 

Para ello, puso en marcha hace ya cuatro años – junto con los investigadores de Barceló y Asociados - el Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo que, semestralmente, profundiza en dicho grado de satisfacción así como en las oportunidades laborales del mercado de trabajo.

 

Para ello toma en consideración cinco áreas fundamentales en el entorno laboral de las personas como: remuneración, seguridad laboral, oportunidades de empleo y desarrollo profesional, conciliación entre la vida personal y profesional, y conflictividad laboral (en total, se analizan 16 variables diferentes).

 

La puntuación del Monitor Adecco de Castilla y León, correspondiente al segundo trimestre del año en curso, muestra un importante progreso, que acompaña la tendencia predominante. El incremento interanual del 11,3% resulta el más amplio a nivel autonómico y ha permitido que Castilla y León ascienda seis posiciones. Los actuales 5,5 puntos sitúan a la comunidad leonesa en la 7º posición y a la par de la media española, algo que no conseguía desde hacía cinco años.

 

En cuanto a la remuneración, este es el bloque de variables del Monitor Adecco en el que la puntuación de Castilla y León ha evolucionado de forma más favorable. Lo cual tiene más mérito, ya que diez autonomías, así como la media nacional, han visto caer su puntuación en este bloque de variables. De ese modo, la comunidad castellano-leonesa ha subido ocho escalones, pasando del 15º lugar hace un año al 7º ahora, con 4,8 puntos. Empero, eso no fue suficiente para superar la media española.

 

El salario medio castellano-leonés muestra una ganancia interanual del 0,4%, equivalente a 5 euros por mes, que lo deja en 1.472 euros mensuales. Se trata de un incremento mayor que el de la media nacional, por lo que la brecha entre ambas magnitudes se ha reducido ligeramente. Ahora, un asalariado medio de Castilla y León percibe cada mes 166 euros menos que alguien que cobra el salario medio de todo el país.

 

Por otra parte, en materia de seguridad en el empleo, en un contexto en el que 13 autonomías mejoran su puntuación, Castilla y León también lo hace y en mayor medida que la media, motivo por el cual ha podido ascender hasta la 6º posición, frente a la 9ª que ocupaba hace un año.

 

El porcentaje de parados cubiertos por una prestación por desempleo en Castilla y León ha descendido desde casi el 63% en 2010 hasta el 43,8% en la actualidad. En los últimos cinco trimestres esta variable ha permanecido constante en Castilla y León, lo que significa que se ha logrado detener la tendencia descendente.

 

El período medio de búsqueda de empleo ha disminuido en un mes en la comparación interanual hasta los 17 meses. Es el lapso medio más breve para esta autonomía desde diciembre de 2013.

 

En cuanto a los accidentes laborales, en Castilla y León se han registrado 58,1 accidentes laborales que han causado baja por cada 10.000 ocupados. Eso resulta un 5,1% más que un año antes y un 24,8% por encima del mínimo alcanzado en septiembre de 2013. El dato actual es el más elevado para esta autonomía desde marzo de 2012. Aún así, Castilla y León es la cuarta región con menor siniestralidad.

 

La tasa de desempleo ha descendido en todas las autonomías simultáneamente por séptimo trimestre consecutivo. Es algo que no había sucedido al menos en los 15 años anteriores. En el conjunto de España, el descenso interanual de la tasa de paro es de 2,6 puntos porcentuales, hasta el 20,8%. Aunque elevada, es la más baja desde septiembre de 2011.

 

Castilla y León ha logrado un recorte similar en la proporción de desocupados con una caída de 2,5 p.p., hasta el 17,2%. Es la menor tasa de desempleo para la comunidad castellano-leonesa.

 

El incremento interanual del 1,1% en el número de empresas en Castilla y León ha sido, en el segundo trimestre, el menor a nivel autonómico. Aún así, la comunidad tiene 27,9 firmas por cada millar de habitantes, número ligeramente superior a la media de todo el país.

 

La inserción del empleo a tiempo parcial ha experimentado su primer retroceso en cuatro años. La caída interanual ha sido de 3 décimas, que la ha llevado hasta el 15,6%. En la autonomía, el número de huelgas ha disminuido un 19,5% y el de participantes en las mismas lo hecho en un 65,7% interanual.