Pólvora mojada entre Alemania y Polonia

Alemania y Polonia firman el primer empate sin goles

Alemania y Polonia: Reparto de puntos que deja abierto el Grupo C.

 

 

FICHA TÉCNICA.

ALEMANIA: Neuer; Hector, Hummels, Boateng, Höwedes; Khedira, Kroos, Draxler (Mario Gomez, min.72), Özil, Müller y Götze (Schuerrle, min.66).

POLONIA: Fabianski; Jedrzejczyk, Pazdan, Glik, Piszczek; Maczynski (Jodlowiec, min.76), Krychowiak, Grosicki (Peszko, min.87), Blaszczykowski (Kapustka, min.80), Milik y Lewandowski.

ÁRBITRO: Milorad Mazic (SRB). Amonestó a Khedira (min.4), Özil (min.34) y Boateng (min.67) por parte de Alemania. Y a Maczynski (min.45), Grosicki (min.56) y Peszko (min.93) en Polonia.

ESTADIO: Saint-Denis de París.

Alemania y Polonia no pasaron del empate sin goles este jueves en un encuentro vistoso y con ocasiones que no encontró héroe, tablas para compartir el liderato del Grupo C con cuatro puntos tras la segunda jornada de la Eurocopa de Francia 2016.

El gol tardío que se ha hecho habitual en esta 'Euro' no llegó esta noche a Saint-Denis. Quizá porque ambos equipos lo merecieron, anulando los méritos de uno a los del otro, para repartirse los puntos de un grupo que tendrá una última jornada con todo en juego, con Irlanda del Norte con tres puntos tras hundir a Ucrania (0-2).

La campeona del mundo mejoró enteros con respecto al discreto debut ante los ucranianos. Sin embargo, no fue suficiente para superar a una Polonia con la medida tomada a su vecino y que ya en los duelos previos entre ambos avisó de su potencial. El dominio y las ocasiones fueron por barrios, en especial en la segunda mitad.

Los primeros 45 minutos tuvieron mayor color alemán. Los de Joachim Löw quisieron llevar la batuta y no sufrir lo que padecieron en su debut. Así lograron meter en su campo al conjunto polaco. Götze, que volvió a decepcionar, tuvo la primera mientras que los de rojo buscaron el robo y la salida veloz de Robert Lewandowski.

Alemania sacó petróleo de su banda izquierda, con Müller encontrando sólo a Kroos, pero pronto llegó la relajación alemana. Las armas de creación de Löw desparecieron poco a poco, cediendo la responsabilidad de crear a Khedira, sin noticias de Özil, hasta que Polonia se acomodó en el césped parisino.

Tras el descanso, el duelo ganó en intensidad y ocasiones. Los de Adam Nawalka, como en su estreno, encontraron las opciones de gol en Milik. El delantero del Ajax perdonó a un metro de la línea de gol a los 20 segundos de la reanudación y tuvo otra muy clara en el minuto 70. Los polacos gozaron además del paso al frente de Krychowiak.

Sin embargo, Alemania también subió el nivel y, encontrando más a Özil y con la entrada de Schuerrle, amenazó con peligro la meta de Fabianski, aunque no funcionó en exceso el regreso de Mario Gomez. La campeona del mundo terminó por encerrar al cuadro polaco, tarde pero con intención. El acoso germano no fructificó y Francia 2016 presenció su primer empate sin goles. Uno que sigue confirmando que no hay partido fácil en la Eurocopa.

 

Noticias relacionadas