Podemos Valladolid se desliga de Sí Se Puede por falta de confianza en sus cargos electos

Podemos Valladolid anuncia su desvinculación del grupo municipal Sí se puede. A.MINGUEZA

Los cargos de libre designación en Diputación y Ayuntamiento, Sergio de la Torre y Almudena García, han dimitiado por "ética y dignidad".

El Consejo Ciudadano Municipal de Podemos de Valladolid ha anunciado este miércoles que se desvincula de la candidatura de Sí Se Puede “por la falta de confianza” en los cargos electos. Asimismo, dos de los cargos de libre designación en el Ayuntamiento y en la Diputación han dimitido por cuestión “ética y de dignidad”.

 

Se trata del secretario técnico asesor en la Diputación, Sergio de la Torre, y la administrativa de Sí se Puede en el Consistorio vallisoletano, Almudena García. El secretario general de Podemos Valladolid, Daniel García, ha escenificado este incendio en una rueda de prensa en la que también han comparecido los dos cargos dimisionarios, asimismo de Ana Pellón, quien fue nombrada por el consejo ciudadanos como cargo administrativo del grupo provincial y sin embargo el diputado Héctor Gallego eligió a otra persona de confianza.

 

Daniel García ha explicado que esta desvinculación se produce por una “clara falta de confianza con los cargos electos de Sí Se Puede por no respetar las competencias del consejo ciudadano municipal”. Y ha puesto algunos ejemplos. “No ha acatado ni ejecutado la decisión del consejo sobre el nombramiento de libres disposición”.

 

Se ha quejado de aceptar prebendas “como entradas a diferentes eventos culturales y deportivos y la asistencia a palcos privados”. Dani García ha acusado a las concejales Charo Chávez, Gloria Reguero y al diputado Héctor Gallego  de “falta de transparencia” al no haber mostrado sus nóminas. Asimismo, han criticado que en el pasado pleno 1 de septiembre no hubieran presentado mociones argumentando “falta de tiempo y escasez de importancia”. Por último, también ha explicado que las reuniones deben producirse en los despachos y no en las cafeterías.

 

A pesar de ello, Dani García ha asegurado que lejos de ser “un cisma” esta decisión “refuerza a Podemos”. “Nos sentimos liberados y vamos a pelear por el cambio en este país y porque Pablo Iglesias sea el nuevo presidente del Gobierno”.

 

Además del secretario general de Podemos Valladolid, que ha dejado claro que Sí Se Puede es un partido instrumental y que los cargos electos seguirán perteneciendo a Podemos y al consejo municipal, han intervenido los dos trabajadores de la institución provincial y del Ayuntamiento que han presentado su dimisión.

 

En este sentido, Almudena García, que ocupaba el cargo de administrativa del grupo en el Consistorio, visiblemente emocionada ha explicado que su estado de ánimo se puede resumir en dos sentimientos: “decepción y dignidad”. Dice que tras su dimisión vuelve “al desempleo y a la precariedad”, pero recupera su “dignidad” y ha acusado a los concejales de Sí Se puede “de exclusión” y de situaciones similares “al acoso laboral”.

 

Por su parte, Sergio de la Torre, hasta el lunes secretario técnico asesor del grupo Sí Se Puede ha dicho que la actuación del diputado Héctor Gallego está muy lejos “del ADN de Podemos” y cree que ha aceptado “privilegios de la clase política. No se puede aceptar un seguro de vida por razones del cargo”.

Noticias relacionadas