Podemos aparca para el año que viene sus reclamaciones contra los concejales de Sí se Puede

Daniel García, secretario general de Podemos Valladolid, durante un mitin. JUAN POSTIGO

La respuesta de la Comisión de Garantías Democráticas del partido morado, a quien se presentó las quejas hace ya casi dos meses por aceptar supuestos "privilegios”, se hace esperar.

El estallido fue hace ya varios meses y con el paso del tiempo se ha ido enfriando, pero lo cierto es que los roces entre Podemos Valladolid y Sí se Puede, marca con la que se presentó el partido morado al Ayuntamiento de Valladolid, siguen en estado latente. Hace ya casi dos meses los primeros presentaron un escrito a la Comisión de Garantías Democráticas, órgano que funciona a nivel estatal para garantizar los principios de Podemos, porque los tres concejales del Consistorio aceptaron, supuestamente, ciertos privilegios.

 

La cuestión es que desde aquel entonces, y con la dimisión de tres trabajadores en Ayuntamiento y Diputación por el choque frontal, no ha habido respuesta. Sí se Puede llevó a cabo el proceso de selección para escoger a estos nuevos cargos de libre designación, algo que también se ha impugnado desde Podemos Valladolid. Se plantea difícil saber cómo afrontará la situación la nombrada Comisión.

 

“Eso está presentado, pero la Comisión tarda su tiempo, todavía no tenemos novedad”, explica Daniel García, secretario general de Podemos Valladolid. “De hecho imagino que con el tema de las Elecciones y tal... Tienen bastante trabajo, no se arregla de un día para otro”.

 

¿Entonces aún no hay ninguna respuesta? “No, no, no”, responde expeditivo García. “Tú mandas un formulario a Garantías Democráticas, con toda la documentación, te confirman que está recibido, pero no te dicen ningún plazo. No tengo ni idea de cuándo, probablemente ya el año que viene”, hace ver.

 

Mientras tanto, los cargos que se quedaron vacantes ya han sido ocupados y funcionan de manera normal en el día a día del Ayuntamiento y de la Diputación. “Sí, estas personas ya están, ahí nosotros no podemos hacer nada más que esperar. El tema no se ha tratado porque sabíamos que esto se iba a alargar, la labor era denunciar las cosas que nos parecía que no se hacían. A partir de ahí ya veremos a ver qué pasa”, cierra el secretario general.

 

Y es que las Elecciones Generales están demasiado cerca como para andar removiendo problemas internos, claro. “De cara al 20-D lo importante es tener buen resultado, probablemente a raíz de ellos habrá cambios. Ver qué cosas se han hecho bien y qué mal”, cierra García. Así las cosas, el conflicto interno del partido morado en Valladolid tendrá que esperar para encontrar su desenlace.

Noticias relacionadas