PNV cree que hoy habrá "portazo" a propuesta del Parlamento catalán y "la tensión subirá mucho" hasta final de año

Aitor Esteban

Cree que la oferta de diálogo de Rajoy es "una auténtica mentira", si no quiere pactar" y pone la Ley como "muralla infranqueable".

El portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban, cree que este martes habrá "portazo" a la propuesta del Parlamento de Cataluña en las Cortes Generales y que "la tensión subirá mucho" hasta final de año. Además, ha considerado que la oferta de diálogo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, es "una auténtica mentira, si no está dispuesto a pactar", y ha afirmado que dialogar no es poner la Ley como "muralla infranqueable".


En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Esteban se ha referido, de esta manera, al debate hoy de una Proposición No de Ley aprobada por el Parlamento de Cataluña, en la que se solicita la delegación a la Generalitat de la competencia para convocar un referéndum.

Tras admitir las similitudes existentes entre la situación que se producirá este martes en el Congreso con la que ocurrió con el exlehendakari Juan José Ibarretxe cuando se dio "portazo" a su propuesta de Nuevo Estatuto Político para Euskadi, ha afirmado que la ausencia en el debate del presidente de la Generalitat, Artur Mas, no va a evitar que se vote en contra de la iniciativa catalana.

A su juicio, los catalanes se están viendo "arrastrados a unas posiciones duras porque se les ha ido cerrando el diálogo que han intentado". "Al final, se están viendo abocados a lo que se están viendo abocados", ha apuntado.

En este sentido, ha recordado que la ciudadanía catalana, "en su conjunto, mayoritariamente está movilizada por ese derecho a votar, a decidir, y tiene unas instituciones que, al final, están siendo limitadas dentro de los pactos a los que habían llegado, y financieramente tienen un serio problema".

OFERTA DE DIÁLOGO DE RAJOY

Sobre la oferta de Rajoy al diálogo, ha preguntado qué quiere decir con ella porque, "si lo que significa es 'tú habla de lo que quieras, que yo no voy a cambiar nada porque no tengo ninguna voluntad de pactar, y además, yo soy quien tengo las llaves, es decir, las mayorías para modificar la Ley', entonces no se habla de un diálogo real, simplemente está quedado bien con la opinión pública".

"Es una postura aparentemente muy estética que, en realidad, es una auténtica mentira, si no se está dispuesto a pactar. Aquí, quien tiene las claves de poder adaptar la legislación es quien tiene las mayorías suficientes para mover la Constitución o las correspondientes leyes orgánicas, y son los grandes partidos del Estado", ha indicado.

A su juicio, "ofrecer diálogo quiere decir, si es un diálogo verdadero, que uno está dispuesto a mover sus posiciones y a adaptar en su momento esa legislación, si se llega a un acuerdo". "Sin embargo, cada vez que se les pregunta si están dispuestos a cambiar la Constitución, obtenemos la callada por respuesta", ha añadido.

En este sentido, cree que eso quiere decir es que siguen "repitiendo el soniquete de 'Constitución, Constitución', y 'es imposible, es imposible'". "Si a un problema político le pones la Ley como una especie de muralla infranqueable, en vez de utilizarla para buscar soluciones políticas, desde luego, eso no es diálogo y no estarían cumpliendo con el mensaje que les ha enviado el Tribunal Constitucional", ha indicado.

Además, ha recordado que el TC ha considerado que es "una cuestión política que tiene que resolverse políticamente", y ha destacado que es un asunto "discutible e, incluso, podría ser aprobado porque la Constitución puede ser modificada". También ha señalado que, por ahora, no da "ninguna credibilidad" el federalismo del PSOE.

Asimismo, ha augurado que este martes habrá "un portazo" a la propuesta catalana y "la tensión subirá mucho hasta fin de año". Según ha precisado, en el Congreso, entre 'bambalinas' o en los pasillos, no se habla de pacto fiscal o de la posibilidad de que haya una especie de Concierto Económico para Cataluña, sino tan solo de que "esto es ilegal, ésta es la Constitución y, si aquí se decide, decidimos todos".

A su entender, "no hay movimientos que hagan pensar que el Gobierno español o que, incluso, el PSOE están en una fase de intentar llegar a encuentros o solución antes de que llegue el día señalado que ha anunciado el Parlamento de Cataluña para el referéndum".

El representante del PNV ha afirmado que, "hoy por hoy", ve "una cerrazón tal", que le parece "incomprensible". Por ello, entiende que aquí "no hay gato encerrado" y no saldrá nadie "con el conejo de la chistera". "Yo, hoy por hoy, no veo ni al mago", ha aseverado.

EUSKADI

Esteban ha apuntado que Euskadi "tiene marcados unos tiempos" que se van a explorar. "En estos momentos, hemos empezado con el tema de la ponencia (de autogobierno en el Parlamento vasco). Hay que hacer un examen de hasta dónde hemos llegado, qué es lo que ha sucedido, qué es lo que ha pasado con algunas competencias que han ido perdiendo el margen inicial que tenían, otras no se han llegado a desarrollar y otras que ni siquiera se han traspasado después de tantos años", ha indicado.

Por ello, ha manifestado que ya se sabe "lo que da no tener una relación bilateral, en muchos casos y para muchos temas, lo que supone el Tribunal Constitucional, lo que ha dado este Estado de las Autonomías y, a partir de ahí", habrá que intentar hacer un diagnóstico conjunto "lo mayor posible, con la participación y el acuerdo del mayor número de sensibilidades políticas posibles".

"Y, después, ya vendrá el momento de plantearlo, de ver si sigue habiendo portazos o no, y a partir de ahí, de tomar decisiones", ha dicho.

ESCOCIA Y QUEBEC

El portavoz del Grupo Vasco en el Congreso ha destacado que Escocia y Quebec "muestran dos cosas importantes". En su opinión, "Escocia muestra que es posible llegar a un acuerdo en los términos de ese derecho a decidir y, sobre todo, que la democracia está por encima y, cuando un Parlamento como el escocés ha mostrado reiteradamente su deseo de realizar esa consulta, el Reino Unido no lo va a impedir, sino que va a intentar ganarla democráticamente".

"Y la lección 'quebecois' es que el Tribunal Supremo lo que viene a decir es que Quebec no tiene derecho a la secesión directa, pero el Gobierno central, si hay una muestra clara de esa voluntad, está obligado a negociar las condiciones", ha manifestado.

Para Aitor Esteban, "ambas lecciones son muy válidas para solucionar este tipo de problemas, no sólo el catalán, sino también el vasco, que están encima de la mesa".