'Plan impulso' de la Diputación de Valladolid y la CVE para creación de empleo y crecimiento económico

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, junto a José A.de Pedro, presidente de CVE. FÁTIMA GUTIÉRREZ

La Diputación de Valladolid y la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE) trabajan conjuntamente en la creación de empleo y cremiento económico de la provincia.

Un centenar de empresarios vallisoletanos se han reunido este martes en la sede de la CVE con el objetivo de conocer el Plan Impulso desarrollado por la Diputación provincial. El presidente de la Institución, Jesús Julio Carnero, ha destacado “el profundo cambio social y económico que se está produciendo en nuestra sociedad, que ha servido para hacer patente que la creación de empresas, la mejora de su competitividad y el empresario son los principales motores para la creación de empleo”.

 

En torno a esta idea, la Diputación ha desarrollado el Plan Impulso con el objetivo de apoyar a los emprendedores con una dotación para el año 2014, que asciende a 1.200.000 euros. La promoción de la competitividad empresarial se sujetará en seis pilares fundamentales: sostenibilidad, nuevas tecnologías, innovación, formación, internacionalización y financiación.

 

“Para crear empleo hay que crecer económicamente y para eso necesitamos a todos los empresarios de nuestra provincia”, asegura el presidente de la Diputación de Valladolid

 

Las ayudas directas a emprendedores y empresas constituyen diferentes programas de ayuda y subvención. Por ejemplo, para el contrato de trabajadores por micropymes y autónomos en el mundo rural y el autoempleo se han destinado 390.000 euros para el 2014. 

 

A través del Protocolo de colaboración con ATA Castilla y León se formará y asesorará a los emprendedores, autónomos y microempresas que iniciaron su actividad en el 2013 y han recibido ayuda del Plan Impulso. Recibirán un seguimiento  de la actividad durante su primer año de actividad empresarial.

 

Carnero ha dejado claro que “la responsabilidad de las administraciones no debe ser otra que la de poner todos los medios para que dichos proyectos puedan desarrollarse en el marco más adecuado, ayudando a impulsar el dinamismo y desarrollo de iniciativas empresariales”.

 

En colaboración con la Cámara de Comercio e Industria de Valladolid se han desarrollado dos programas: Innocámaras, cuyo objetivo principal es la competitividad entre Pymes mendiante la integración de la innovación y contarán con 218.592 euros de la Diputación; y la Internacionalización de Empresas, que se basa en la formación de las empresas para su introducción en mercados internacionales.

 

Recientemente se firmo el Convenio con Iberaval con el fin de facilitar el acceso a aquellos autónomos y pequeños empresarios a una financiación con garantía que permita desarrollar sus proyectos. La Diputación se comprometió a destinar 400.000 euros para el año 2014, que se suman a los 2.000.000 de euros que aporta Iberaval. 

 

Además, la Diputación de Valladolid y la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE) ofrecerán formación y prácticas a jóvenes trabajadores en empresas alemanas a través del Plan Impulso puesto en marcha por la Institución provincial. A través de un convenio de colaboración existente desde hace años entre las asociaciones de empresarios de Bonn y Berlín y la CVE, según ha anunciado su presidente, José Antonio de Pedro.