Plácido primer ensayo para el Fundación Grupo Norte BSR Valladolid

El Fundación Grupo Norte saldo su primer enfrentamiento de pretemporada con una abultada victoria ante el Salto Bera Bera de San Sebastián, que poco pudo hacer para contrarrestar la calidad de los pocos hombres con los que disponía De Castro y Fernández.

 

 

83 - FUNDACIÓN GRUPO NORTE: Highcock (18), Ruiz (12), Robles (9), Sánchez (10), Carriñon (34) –cinco inicial- Pérez (0).

 

17 - SALTO BERA BERA: Hortelano (0), Sánchez, O. (2), Jaén (0), Sánchez, A. (3) Tottil (6) –cinco inicial- Fernández (2), Obiang (0), Calambas (0), Mathos (4), Elouaryargheyl (0), Prior (0).

 

POLIDEPORTIVO: Municipal, Aldeamayor de San Martín, Valladolid

 

EXPULSADO: Sánchez (Bera Bera).

 

ARBITROS: Vega, Tejido y De la Fuente (Col. Castellano y leonés).

 

INCIDENCIAS: Soria no jugó por lesión y López ‘Piti’ tampoco por enfermedad. Ni Bridge ni Lalo prieto están aún en Valladolid. Primer partido de la pretemporada

 

Y es que bastaron seis jugadores para imponerse a los vascos que llegaban con toda su plantilla y con varios días más de preparación. No obstante, de poco sirvió, ya que en el momento de comenzar el partido empezaron a sufrir el juego de los castellanos: más dinámico, más planificado y en donde Carrión se hizo dueño y señor de la zona durante todo el choque. Así, el vallisoletano acabó el partido con 34 puntos y, lo más importante, puntos de calidad conseguidos ante hombres fuertes y altos que se esforzaban en parar sus llegadas y, también, las de Highcock.

 

Pero además del trabajo de Carrión, cabe destacar el juego de Ruiz y de la nueva incorporación del Fundación Grupo Norte, Juan Luis Pérez, ‘Tinín’, que dejó un espléndido sabor de boca al dejar fantásticos detalles que corroboran la apuesta del club pucelano a la hora de ‘pescarle’ de la Primera División.

 

El ataque de los vallisoletanos se centraba en conseguir los puntos desde posiciones interiores para aprovechar la altura de Carrión y del internacional inglés Highcock, que se aprovechaban constantemente del trabajo que hacían tanto Ruiz como el zamorano ‘Tinín’ en las facetas de bloqueos y a la hora de conseguir auténticos ‘pasillos’ para que encestasen con relativa comodidad. El resto –Robles y Sánchez- se bastaba con finalizar las jugadas conseguidas en contraataques o bien mediante lanzamientos desde media distancia que no hacían más que desajustar aún más la defensa visitante.

 

Aunque el resultado era lo de menos, el partido sirvió para los dos equipos para ir comenzando a coger el ritmo de partidos.