Plácida pero cara victoria culé ante el Celta

Los jugadores del Barcelona celebran el triunfo ante el Celta

Los de Martino no fallan tras el 'clásico', 3-0, pero Valdés se lesiona.

 

FICHA DEL PARTIDO

BARCELONA: Valdés (Pinto, min.24); Adriano, Alba, Mascherano, Bartra; Song, Cesc, Iniesta (Sergi Roberto, min.46), Alexis, Messi y Neymar (Pedro, min.72).

CELTA DE VIGO: Yoel; Hugo Mallo, Jonny, Aurtenetxe, Cabral (Iñigo López, min.38); Fontás (Oubiña, min.73), Alex lópez, Augusto, Madinda, Orellana (Bermejo, min.64) y Santi Mina.

GOLES:

1 - 0, min.6, Neymar.

2 - 0, min.30, Messi.

3 - 0, min.67, Neymar.
 

ÁRBITRO: Ayza Gámez (C. Comunidad Valenciana). Amonestó a (Adriano, min.19) y Alba (min.48) por parte del Barcelona. Y a Augusto (min.76) y Hugo Mallo (min.84) en el Celta.


ESTADIO: Camp Nou. 67.162 espectadores
 

El FC Barcelona no falló después de llevarse el pasado 'superclásico' y venció este miércoles (3-0) al Celta de Vigo para trasladar la presión a Atlético y Real Madrid en la pelea por el liderato de la Liga BBVA, en una noche plácida en el Camp Nou, perteneciente a la trigésima jornada, donde los azulgranas volvieron a estar liderados por la mejor versión de Iniesta y Messi, más un doblete de Neymar, pero lamentaron la lesión de Víctor Valdés.

Sin margen de error y menos aún después de lograr la gesta (3-4) en el Santiago Bernabéu para resucitar en el campeonato doméstico, el Barça saltó ante su afición y se encontró con un Celta hermano. Los de Gerardo Martino, quien dio descanso a Alves, Busquets, Xavi y Piqué, ejercieron su dominio ante un tímido Celta, muy echado atrás y con cinco defensas cuando el rival atacaba en estático. Por si fuera poco, el primero de la noche tardó apenas cinco minutos en llegar.

Una buena triangulación en la frontal terminó con Neymar empujando la bola a la red y poniendo fin a su mala racha. La superioridad del Barça era aplastante, mientras que el Celta, desconocido, no acertaba en la defensa ni en la salida del balón. La presión de los azulgranas y la sinfonía que entre Messi e Iniesta interpretan en los últimos partidos trajo serias ocasiones para los del 'Tata', pero lo que aparecía como un trámite se cobró una víctima inesperada.

Un mal apoyo en un salto al detener una falta --que Ayza Gámez señaló como penalti pero fue rescatado por su asistente de añadir más errores a su partido del lunes en Almería-- terminó con Valdés saliendo en camilla con claros gestos de dolor. La lesión enfrió los ánimos de los barcelonistas hasta que de nuevo aparecieron el de Fuentealbilla y el de Rosario, el primero asistió y el segundo anotó (2-0) para establecer la calma antes del descanso.

En la segunda mitad, la victoria no peligró, pero de nuevo el Barça dio un bajón evidente en su ejercicio por cerrar los partidos. Esta vez estaba la excusa del desgaste ante el Madrid y la posible necesidad de dosificar en una jornada entre semana y con un derbi ante el Espanyol como próxima cita. En verdad, lo que acusaron los del 'Tata' fue la ausencia de Iniesta, que se no saltó en la segunda mitad por molestias en el muslo izquierdo.

La ausencia del '8', además de las ya citadas, junto a un nuevo partido discreto de Cesc Fábregas, y la facilidad para desconectarse de los partidos que sigue siendo palpable en los culés, pudo pasar factura. Pinto, con gran acierto, paró los intentos de los visitantes. El Celta dio un discreto paso al frente, y con bien poco pudo meterse en el partido, pero el ex meta vigués cortó por lo sano las aspiraciones de los de Luis Enrique, que se marchan de Barcelona con menos margen con el descenso.

El partido lo cerró Neymar, con su segundo tanto, aprovechando un arreón culé a la salida de un córner del Celta. La sentencia del partido a los pies del brasileño, que a pesar de volver a ver puerta no mostró su mejor versión en el desborde, terminó con las posibilidades de un Celta que no aceptó nunca el duelo. Los de Martino hacen los deberes tras la euforia del domingo con el jarro de agua fría que es perder a un pilar como Valdés.