Piedralaves inaugura su Semana Santa con la tradicional bendición del Domingo de Ramos

Con las miradas puestas en el cielo y pidiendo que el agua respetara el momento de la Bendición de Ramos. Así comenzaba la Semana Santa en la localidad de Piedralaves, donde finalmente se han llevado a cabo las dos tradicionales bendiciones del Domingo que inicia la Semana de Pasión

Poco antes de las doce, numerosos lugareños se congregaban a las puertas del convento de la localidad, de la Congregación de Hermanas de María Mediadora, con sus ramos de olivo preparados para recibir la bendición. A los fieles del convento, en esta ocasión se han unido un grupo de jóvenes chavales de entre 9 y 12 años que están pasando el fin de semana en el convento. Los chicos pertenecen a las parroquias franciscanas de Alcalá, Alcorcón y Toledo y han pasado estos días entre juegos, cánticos y ejercicios espirituales.

 

Esos cánticos han amenizado la procesión hasta la capilla del convento después de que el sacerdote leyera el Evangelio según San Lucas.

 

Media hora más tarde, en la Plaza de la Constitución de Piedralaves se repetía el ritual. El párroco de la localidad, Don Florencio, llegaba acompañado de sus monaguillos y tras leer también el evangelio de San Lucas, que es el que tocaba este año, ha animado a todos los congregados en la plaza a que levantaran sus ramos y acogieran a Jesús en su corazón exactamente igual que Jerusalén le acogió cuando entró a lomos de su borriquilla.

 

Tras la bendición se ha celebrado en la parroquia la tradicional misa que marca el inicio de la Semana Santa y que estará repleta de actos solemnes a partir del próximo jueves.