Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Piden seis años y tres meses de cárcel para un hombre por dar una paliza a un mendigo en Valladolid

Calle Pedro Niño de Valladolid, junto a la Iglesia de San Lorenzo, donde sucedieron los hechos. TRIBUNA

El hombre robó primero al indigente y después le pegó una paliza que le rompió cuatro dientes. El juicio tendrá lugar este martes.

Fiscalía de Valladolid solicita una pena global de seis años y tres meses de cárcel para un hombre de origen rumano, Sorin L., que será juzgado el próximo martes, 3 de noviembre, en la Audiencia Provincial acusado de robar a un indigente y propinarle una paliza que, entre otras lesiones, le provocó la pérdida de cuatro dientes.

 

La acusación pública, en su escrito de calificación provisional de los hechos, considera que el procesado es autor de un delito de robo con violencia en grado de tentativa y de otro de lesiones y le pide un año y nueve meses de prisión por el primero y otros cuatro y medio por el segundo, con la obligación de indemnizar a su víctima con 400 euros por las lesiones sufridas y con 4.000 más por la afectación estética leve que le ha quedado como secuela, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

Los hechos se remontan al día 23 de febrero de 2014, cuando, sobre las 20.30 horas, el procesado se encontraba en la calle Pedro Niño de Valladolid, donde a su vez se hallaba pidiendo limosna la víctima, Sotoyan P.S, ante la puerta de la Parroquia de San Lorenzo y el primero conminó al segundo a que le entregara todo el dinero que había obtenido hasta entonces.

 

Ante la negativa del mendigo, el agresor propinó varios puñetazos en la cara al indigente, quien al caer al suelo recibió numerosas patadas en la cabeza y el abdomen. En ese momento, apareció en el lugar una mujer y al verse sorprendido el acusado salió corriendo sin lograr apoderarse del botín.

 

A causa de la paliza recibida, la víctima sufrió policontusiones y la pérdida de cuatro dientes, lesiones que han requerido para su sanidad de una primera asistencia facultativa. Le quedan como secuelas la pérdida de las cuatro piezas dentales inferiores, lo que le provoca un ligero perjuicio estético.