Piden seis años al acusado de retener 20 minutos en el maletero del coche a su exnovia tras pegarle.

La Fiscalía Provincial va a solicitar penas que suman cinco años y diez meses de prisión para un joven de 23 años acusado retener durante casi media hora en el interior del maletero de un turismo a su excompañera sentimental después de supuestamente agredirle en una calle de La Mojonera, en Almería.

La mujer fue liberada por agentes de la Guardia Civil en "estado de shock, temblando, con la mirada perdida y con evidentes signos de haber sido agredida" gracias a la colaboración de varios testigos, que alertaron del intento de secuestro, según informó la Comandancia de Almería al hacer pública la detención.

 

A.B. se enfrenta, en la vista oral que se celebrará en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, a delitos de malos tratos y de detención ilegal. El fiscal interesa asimismo que no pueda aproximarse a la víctima a una distancia inferior a 1.000 metros por un periodo de más de siete años.

 

El escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, recoge que las 20,30 horas del 20 de mayo del pasado año, el acusado abordó a su excompañera sentimental en la Avenida de Europa del municipio de La Mojonera y comenzó a insultarla.

 

A continuación, A.B. la golpeó presuntamente "en la cara y en diversas partes del cuerpo, la sujeto por el cabello y la tiró al suelo". Posteriormente, la cogió "fuertemente" y la introdujo en el maletero de un turismo Renault Clio, donde, según resalta el fiscal, estuvo "retenida contra su voluntad durante 20 minutos".

 

La víctima sufrió a consecuencia del ataque erosiones en ambas rodillas y contusión en la mano derecha, lesiones que precisaron asistencia facultativa y de las que tardó en curar cinco días. El Ministerio Público va a solicitar que el acusado la indemnice con 180 euros.

 

Con los datos facilitados por los testigos del presunto intento de secuestro, la Guardia Civil activó un dispositivo para localizar el turismo, que fue localizado poco después en la localidad y se saldó con la detención de una segunda persona que, finalmente, no ha sido procesada en la causa.