Piden al Ayuntamiento que el proyecto del Mercado del Val sea viable

Imagen del Mercado del Val, en el centro de la ciudad.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Valladolid pide al equipo de gobierno que el proyecto de traslado y rehabilitación del Mercado del Val se acometa de forma "creíble y viable".

  

Así lo solicita la coalición en la reunión que ha tenido lugar en el Ayuntamiento de Valladolid, donde la Concejal de Cultura y presidenta del Consorcio del Mercado del Val, Mercedes Cantalapiedra, ha convocado a los representantes de los industriales del mercado, la asociación del comercio Fecosva, representantes de Ecologistas en Acción, Federación de Asociaciones Vecinales Antonio Machado y los grupos de la oposición. "Esta reunión nace a requerimiento de IU para poner encima de la mesa las dudas que presenta la actuación del equipo de gobierno en esta operación", han recordado fuentes de la formación a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

De forma concreta, IU considera que hay varias cuestiones que tienen que ser aclaradas por el gobierno municipal: la viabilidad económica del proyecto de rehabilitación del traslado, la ubicación del mercado provisional y el futuro de todos los comerciantes que se vean afectados.

 

Respecto al coste aproximado de la obra, cercano a los 14 millones de euros, IU ha alertado de la situación que puede producirse al no haberse comprometido presupuestariamente la financiación que tiene que llegar de las diferentes administraciones.

 

"Es necesario que tanto los comerciantes del mercado como la ciudadanía en general conozcan cuál es el porcentaje del coste total que está confirmado para asegurar la viabilidad económica del proyecto", han asegurado los portavoces de la coalición.

 

Por otra parte, Izquierda Unida ha subrayado los "problemas legales" que puede suponer el traslado de los puestos al parque del Poniente, "ya que la ordenación urbanística no contempla el desarrollo de una actividad comercial como la planteada en este emplazamiento".

 

En un tercer punto en el que se pide la aclaración de los estudios de viabilidad del proyecto, IU continúa alertando de la "poca responsabilidad" del equipo de gobierno por no informar públicamente de la existencia de informes contradictorios emitidos por la consultora catalana Tangible S.L. (empresa que ya ha hecho otros estudios en la ciudad, como el del Palacio de Congresos), y "presumiblemente encargados por el Ayuntamiento vallisoletano".

 

Al parecer, en uno de los mencionados informes se contemplaba la intervención fuerte en el edificio, la innovación en el modelo de negocio, la construcción de varios sótanos de aparcamiento y la instalación de una superficie mediana de ventas en el primer sótano, al objeto de calificar estas acciones de "no viables" desde el punto de vista financiero. Poco después, la misma consultora firmaba un informe favorable sobre la obra. "IU solicitará los detalles a Cantalapiedra para aportar transparencia y para que se pueda conocer qué ha cambiado en el proyecto para que haya existido un cambio de criterio", ha asegurado la coalición sobre este caso.

 

Finalmente, Izquierda Unida abordará el futuro de los comerciantes del Mercado del Val, ya que no todos tendrán un puesto en el mismo una vez que sea reformado. De hecho, solamente lo conseguirán aquellos que aporten una cantidad de 60.000 euros por puesto para contribuir a la remodelación.

 

"Con esta última medida, un número no despreciable de comerciantes se verá en la tesitura de reubicarse en otros mercados municipales o de echar el cierre, por lo que consideramos que es obligación municipal garantizar que en una operación que pretende mejorar el Mercado no salga perjudicada ninguna persona que trabaje actualmente en el mismo", concluye el comunicado.