Piden 32 años para el acusado del doble asesinato de La Rondilla cometido en 2014

Calle Oración de Valladolid, donde tuvo lugar el doble asesinato. TRIBUNA

Clara Campoamor ha calificado de asesinato la muerte de su expareja y de homicidio la del amigo de ésta.

La Asociación Clara Campoamor solicita un conjunto de penas que suman 32 años de prisión para el hombre de origen marroquí Omar O. como presunto autor del doble crimen de la calle Oración, en el barrio de La Rondilla de Valladolid, perpetrado el 8 de diciembre de 2014, y en el que murieron su expareja, Rosa Ana Marcos, de 38 años, y el amigo de ésta, Fernando Legido, de 46, tras recibir múltiples cuchilladas.

 

Dicho colectivo, personado en la causa como acusación popular y particular -representa a dos hijas de la víctima-, considera que la muerte de Rosa Ana Marcos, al igual de lo que entiende el abogado de la Junta, es constitutiva de un delito de asesinato, con la agravante de parentesco, y pide al reo una condena de 20 años, mientras que en el caso del otro fallecido, Fernando Legido, interesa 12 años por homicidio, al entender que éste sí tuvo posibilidad de defenderse, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

En concepto de responsabilidad civil, Clara Campoamor pide al procesado, de 44 años, el pago de indemnizaciones por importe de 400.000 para los cuatro hijos de Rosa Ana -a razón de 100.000 euros para cada uno- y 60.000 euros para la madre de la fallecida.

 

Por su parte, la acusación pública tipifica ambas muertes como homicidio y solicita al imputado 14 años por la de Rosa Ana- al aplicar la agravante de parentesco- y 12 por la de Fernando, junto con el  pago de indemnizaciones por importe de 240.000 euros para los hijos de ella y de 80.000 para los padres de él.

 

En el juicio, que se celebrará con jurado popular en fecha aún por determinar en la Audiencia de Valladolid, se reproducirán hechos ocurridos el día 8 de diciembre de 2014 en una vivienda situada en el número 2 de la calle Oración, en el barrio de Rondilla, donde Rosa Ana y Fernando fueron, presuntamente, acometidos por el procesado armado con un cuchillo de cocina.

 

Los tres habían estado juntos ese día hasta que Rosa Ana, acompañada de Fernando, decidió ir a la vivienda que compartía con Omar. Fue al llegar este último al inmueble y encontrarse a los anteriores en el lecho conyugal cuando, armado con un cuchillo de cocina, quitó la vida a Fernando y luego hizo lo propio con Rosa Ana, tras asestar a las víctimas numerosas heridas.

 

Con posterioridad, el autor del doble crimen alegó no recordar nada de lo sucedido debido al estado de embriaguez en el que se encontraba.