Piden 15 años para un matrimonio por permitir a un amigo abusar sexualmente de su hija de 9 años

El matrimonio comenzó a consentir que Joaquín G. se llevase a la menor fines de semana enteros a su casa, también en Sabadell, sabiendo que "aprovecharía esta circunstancia para satisfacer su inclinación libidinosa hacia la pequeña".

La Fiscalía ha pedido 15 años de cárcel para un matrimonio de Sabadell (Barcelona) por presuntamente haber permitido que un amigo de la pareja abusara reiteradamente de su hija de nueve años hasta que esta cumplió los 13.

  

En su calificación previa al juicio que está previsto que se celebre el próximo jueves en la Audiencia de Barcelona, y recogida por Europa Press, la fiscal acusa a Juan S. y a María Isabel S. de ser "cooperadores necesarios" de los abusos presuntamente cometidos por Joaquín G., que se enfrenta también a 15 años por delito continuado de agresión sexual.

  

Todo comenzó el verano de 1998, cuando María Isabel S. conoció a Joaquín G. en un bar de la calle donde vivía, y ella y su marido comenzaron a invitarle con frecuencia a comer o a cenar; así consiguió ganarse la confianza de los padres de la niña, que entonces tenía nueve años.

  

El matrimonio comenzó a consentir que Joaquín G. se llevase a la menor fines de semana enteros a su casa, también en Sabadell, sabiendo que "aprovecharía esta circunstancia para satisfacer su inclinación libidinosa hacia la pequeña", hasta tener relaciones sexuales completas con la niña.

  

Durante los meses que estuvo abusando sexualmente de ella, al menos una vez a la semana en su casa y, para atemorizarla, supuestamente le decía que si contaba algo haría daño a sus padres; al mismo tiempo, el matrimonio atravesaba una crisis y Joaquín G. les prestó dinero --200.000 pesetas-- sin exigirles garantías ni un plazo de devolución.

  

Con el pretexto de apartar a la niña de posibles discusiones de sus padres, Joaquín G. pasaba cada vez más tiempo con ella, sobre todo en las vacaciones de verano, llegando a irse con ella a Bilbao, La Rioja y Mallorca-- y aprovechaba para abusar de la menor con el conocimiento del matrimonio de "cuáles eran sus propósitos lúbricos".

 

SECUELAS

  

Los abusos cesaron cuando la niña cumplió 13 años y Joaquín G. perdió su interés por ella, según el escrito de la Fiscalía, que relata que la víctima, ya en edad adulta, sufre todavía un trastorno por estrés postraumático por esta causa.

  

La fiscal pide que, además de los 15 años de cárcel, se prohíba a los tres acusados acercarse a la víctima durante cinco años y, además, en el caso de los padres que queden inhabilitados para ejercer la patriapotestad; también solicita que les indemnice con 30.000 euros.