Periodistas se concentran en Valladolid para pedir condiciones de trabajo "dignas" y reforzar el "gratis no trabajo"

Decenas de periodistas se han concentrado este viernes en la vallisoletana plaza de Fuente Dorada para celebrar el Día Mundial de la Libertad de Prensa, pedir unas condiciones de trabajo "más dignas" y reforzar la campaña "gratis no trabajo" contra los empresarios y editores que pretenden "explotar" a los profesionales de la comunicación con "salarios humillantes" o sin remuneración alguna.

  

Estos y otros puntos han sido incluidos en el manifiesto redactado por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), al que se ha dado lectura a lo largo del día en ciudades de todo el país.  

 

En Valladolid, estudiantes de Periodismo, profesionales y algunas autoridades políticas han asistido a la cita para apoyar a quienes tienen el "reto" de ejercer su profesión con la "máxima responsabilidad", como "garantes" del derecho de los ciudadanos a recibir "información independiente y veraz".

 

Según la FAPE, esta responsabilidad obliga además a contrastar los hechos, verificar las fuentes, huir del "amarillismo que convierte el periodismo en mercancía barata" y respetar tanto la presunción de inocencia como el derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen.

 

"En nuestro compromiso de lealtad con los ciudadanos, los periodistas debemos resistir las presiones procedan de donde procedan y suprimir la connivencia con los poderes, a la que consideramos uno de los factores principales de nuestra pérdida de credibilidad y prestigio", han leído quienes han puesto voz al manifiesto.

 

En este contexto, se han escuchado críticas contra la existencia de ruedas de prensa sin preguntas, así como contra el informe que servirá de base al anteproyecto de reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, "que presenta serios límites al derecho de información y a la libertad de expresión".

 

Ante esta situación, y en la conmemoración del Día Mundial de la Libertad de Prensa, las asociaciones de la FAPE han denunciado toda pretensión de los poderes, "sean cuales sean", de "intentar controlar la información y ponerla al servicio de su ideología o intereses".

 

Finalmente, la concentración ha concluido con la reiteración de los lemas "sin periodistas no hay periodismo" y "sin periodismo no hay democracia".