Pequeños futbolistas, grandes campeones

Día del Prebenjamín. DANIEL ÁLVAREZ

Cerca de 1.200 niños de la categoría pre benjamín en Valladolid despiden hoy la temporada en la fiesta organizada en la finca de Canterac, donde el fútbol es solo la excusa para divertirse.

Las últimas sonrisas, los últimos abrazos de gol, los últimos ánimos desde la grada. La categoría pre benjamín del fútbol base en Valladolid despide hoy de manera oficial la temporada 2015-16 con celebración en la finca de Canterac, donde los cerca de 1.200 niños procedentes de 83 equipos de la provincia combinan pases de gol y paradas increíbles con saltos en los hinchables y carreras de una lado para otro.

 

Cualquier momento es bueno para jugar en Canterac, donde ayer viernes 3 de junio comenzó el último torneo federativo del curso, que acabará este sábado sobre las 19:30h de la tarde cuando arranquen las cuatro finales previstas. Allá donde se mire, entre las miles de personas que en 48 horas visitarán las instalaciones que comparten el Betis y el Pegaso, habrá un chaval dando patadas a un balón: cerca del bar, en la zona recreativa, al lado de los vestuarios… cualquier momento es bueno para que estos niños, nacidos en 2008 y 2009, disfruten de su deporte favorito.

 

Unas jornadas donde el resultado no es tan importante como los momentos vividos, el recuerdo para esos jugadores que, pase lo que pase sobre el terreno de juego, saldrán campeones. No en vano cada uno recibe sonriente una medalla por su esfuerzo, entregada por el delegado provincial Manuel Heredia y la atleta vallisoletana Mayte Martínez, y como recompensa unas bolsas de chuches que endulzan el adiós deportivo. Todo ello entre una maraña de familiares que con los flashes de sus teléfonos hacen sentirse a los pequeños como finalistas de la Champions League.