Pequeños comerciantes y sindicatos se unen contra la apertura de dieciséis festivos

Siete asociaciones de comercio, UGT y CCOO han presentado de manera conjunta un manifiesto para que se retire la Zona de Gran Afluencia Turística de Valladolid. “Habrá medidas de presión como huelgas y manifestaciones”, aseguran.

La declaración de Zona de Gran Afluencia Turística para varias zonas de Valladolid y para algunas grandes superficies, que supone que podrán abrir hasta dieciséis días festivos al año, no ha llegado todavía a su punto y final, según varias asociaciones de pequeños comerciantes y los sindicatos UGT y CCOO.

 

Después de la aprobación de dicha medida hace unos días por la Junta y el Ayuntamiento, Fecosva, Avadeco, Fedefruta, el Gremio de Carniceros, el de Libreros, Facua y Copemar, además de los ya nombrados sindicatos, han presentado un manifiesto por el que piden que se retire la medida y se vuelva a la anterior situación.

 

Las reuniones de estas asociaciones y los sindicatos comenzaron desde el pasado mes de mayo, cuando en principio solo se iba a declarar Zona de Gran Afluencia Turística al centro y no al resto de grandes superficies como El Corte Inglés, Río Shopping o Carrefour.

 

“Pretendíamos valorar las consecuencias de la declaración del centro, habíamos llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento para que afectase solo a algunas zonas como la del Val, por aquello del nuevo mercado, pero de repente en verano empezaron a salir nuevas grandes superficies que también pedían eso”, ha comenzado declarando Luis Sáez, Secretario General de Servicios Privados de CCOO, en la presentación pública del manifiesto.

 

“Desde entonces todo se volvió un revolutum, una locura. Habíamos llegado a un acuerdo y de pronto el Ayuntamiento lo incumple, parece que intentando cargarse el pequeño comercio”, continuó Sáez. “Creemos que de verdad es algo que no se necesita, y a nosotros nos va a destrozar. Solo beneficia a los grandes y por eso nos hemos unido todos, para pelear por lo nuestro y así lo dejamos claro en el manifiesto que presentamos a la Junta y al Ayuntamiento”.

 

Dicho manifiesto, que cuenta con quince puntos y lógicamente está firmado por las siete asociaciones y los dos sindicatos, presenta argumentos tales como que “hasta el presente la regulación de horarios ha supuesto un equilibrio entre grandes empresas y pequeños comercios, que el incremento de horas de comercio no supondrá cambio para las ventas porque la gente no tiene más dinero, o que la sociedad y los consumidores no habían reclamado una mayor apertura en domingos y festivos”.

 

Alejandro García Pellitero, presidente de la Asociación Vallisoletana de Comerciantes, también presente en la lectura del manifiesto, se mostró descontento con la forma en la que se les está tratando. “Nos sentimos abandonados y desamparados por los políticos”. “Van a acabar no solo con el comercio, también con la cultura, ya que no van a ser las grandes superficies quienes la soporten”, dijo por su parte Marco Antonio Blanco, del Gremio de Libreros.

 

MEDIDAS “DE PRESIÓN”

 

Los pequeños y medianos comerciantes, en esta línea, tienen muy claro que “van a pelear por lo que consideran suyo”, llegando incluso a lo que Orlando Aranzana, Secretario de Acción Sindical de la Federación de Comercio UGT, catalogó como “medidas de presión”.

 

“Por ahora estamos recogiendo firmas a través de las diferentes empresas. Hasta el momento hemos recogido 5.030 de consumidores en unos quince días. Aunque pronto serán muchos más los que se unan a la recogida. También los comerciantes que estén en desacuerdo pondrán carteles en sus escaparates, una medida para que la gente se entere que ese negocio está en desacuerdo con esta liberalización y se conciencie”, siguió Aranzana.

 

El dirigente de la Unión General de Trabajadores fue más allá. “Tampoco descartamos otras medidas como cierres patronales, manifestaciones y días de huelga, también para aquellos empleados de grandes empresas que, por qué no, también pueden estar en desacuerdo. Esta lucha no solo es cuestión de pequeño y medio comercio”.

 

CONVENIO COLECTIVO

 

Otro tema diferente es la firma del convenio colectivo al que tendrían que llegar los comercios y los sindicatos para sus trabajadores, que tendría que cambiar si finalmente saliesen adelante los dieciséis días festivos. En principio se renueva cada año, por lo que tendría que hacerse uno nuevo ahora y otro a comienzos de 2014.

 

“La idea de convenio que tenemos nosotros es de abrir solo cuatro días festivos al año, pero una cosa es lo que digamos nosotros y otra la que diga el Ayuntamiento y la Junta, eso a nosotros nos da igual”, explicó en este sentido Aranzana, antes de volver a dejarle la palabra al representante de CCOO, Luis Sáez. “El tema del convenio ya levanta llagas. Eso es cosa del trabajador y su empresa, no de ellos. Si la concejala de comercio Mercedes Cantalapiedra no es capaz de comprenderlo por su incompetencia, es cosa suya”.

 

“Desde el Ayuntamiento se ha dicho que estamos anclados en el siglo XIX, pero los que lo están son ellos. El descanso los domingos es necesario. Que se preocupen de atraer turistas, que es su labor, que a nosotros nos han hecho bastante daño ya”, concluyó Sáez.

 

El presidente de Avadeco, Alejandro García Pellitero, concluyó diciendo que “por ahora no se plantean llevar el caso a los tribunales, ya que no conocen todavía los términos exactos de la declaración de Zona de Gran Afluencia Turística”.

Noticias relacionadas