Pepe Hidalgo ya conoce a su nieta

El director general de Globalia y soltero de oro Javier Hidalgo acaba de ver cumplido uno de sus sueños, ser padre tras el nacimiento de su primera hija llamada Camila, fruto de su relación con su novia, Sol González

El orgulloso abuelo paterno, Juan José Hidalgo se desplazaba de inmediato hasta el Hospital Ruber Internacional para conocer a su preciosa nieta, un acontecimiento que ha colmado de felicidad a toda la familia.

 

El rico heredero dio a conocer la noticia del alumbramiento de su hija a través de whatsapp a sus allegados para anunciarles que todo había ido bien.La niña, de nombre Camila, ha pesado 2,800 kilos y llegó al mundo a primera hora de la tarde del pasado 25 de abril.

 

La noticia sorprendía a propios y extraños ya que tras confirmarse la noticia, la relación del empresario con su novia no superaba los cinco meses.  A pesar de su fama de conquistador, quienes le conocían, afirmaban de manera rotunda que nunca había estado tan enamorado.

 

Tras la venta del 5% en la empresa familiar, se comentó que se marcharía a vivir fuera de España, aunque lo cierto es que el empresario sigue ligado profesionalmente a Globalia, el holding liderado por su padre, Juan José Hidalgo, que aglutina empresas como Halcón Viajes o Air Europa. Entretanto su chica continúa dedicada a sus estudios de medicina y que su maternidad no será un impedimento para hacer realidad sus sueños.

 

Nada más conocer la noticia uno de los primeros en acercarse hasta el Hospital Ruber Internacional donde tuvo lugar el alumbramiento fue su abuelo paterno, Juan José Hidalgo.

 

LA PEQUEÑA PESÓ 2,800 KILOS 

 

Muy elegante con un traje chaqueta azul marino, camisa blanca y corbata rosa, abandonó el centro hospitalario durante unos instantes para fumar un cigarro, a pesar de la prohibición de realizar esta actividad en cerca de los centros de salud según la Ley Antitabaco.

 

El dueño de Halcón Viajes no dejó de atender numerosas llamadas de teléfono de amigos, interesados por el estado de la recién estrenada mamá y su nieta tras el alumbramiento.

 

Hidalgo se reencontró con un grupo de conocidos, quienes también les felicitaron por tan buena noticia. Con ellos charló animadamente durante algunos antes de regresar de nuevo al interior el Hospital. Al caer la tarde, el dueño de Globalia abandonaba las dependencias regresando a su domicilio en compañía de su chófer.