Peligra el relevo generacional: España precisa 719 nacimientos más al día

Nacer. Nacimiento

La pirámide poblacional en España se está invirtiendo y pronto se sucederán más fallecimientos que nacimientos en nuestro país. Así lo demuestra el informe que ha elaborado el Instituto de Política Familiar, IPF, que ha intentado medir la evolución de la situación de las familias.

Este organismo apunta a que la tasa de natalidad actual en España no garantiza el relevo generacional ya que para que este se produzca el índice de nacimientos debe ser como mínimo de 2,1 y dentro de nuestras fronteras es de 1,32. Esto coloca a nuestro país en la cola de Europa en lo que a natalidad se refiere ya que el IPF señala que ocupamos el penúltimo lugar junto con Portugal.

 

Si comparamos los datos de nacidos en 1980 con los de 2014, se aprecia que esta cifra ha disminuido en algo más de 143.000 alumbramientos. De hecho gracias a la población inmigrante esta bajada no ha sido tan violenta ya que las madres extranjeras dieron a luz a más de 76.000 bebés durante el 2014.

 

Estos datos son preocupantes en tanto que peligra el relevo generacional, es decir que se produzcan al menos dos nacimientos por pareja para que la población no descienda. Tal y como apunta el IPF para que este se produzca en España tendrían que producirse 260.000 nacimientos más al cabo del año, lo que quiere decir que al día tendría que haber 719 alumbramientos más de los que hay a día de hoy. Y es que dentro de nuestras fronteras las mujeres dan a luz a 1.171 niños al día.

 

En relación con estos datos se ha experimento un incremento de los hijos nacidos fuera del matriomonio, según los números del IPF de los 1.171 partos diarios que se producen en España, 498 suceden fuera de una unión matrimonial. Es decir cuatro de cada diez hijos son extramatrimoniales. Destaca Canaria,s en donde los hijos nacidos fuera del matrimonio superan a los partos entre parejas casadas ya que estas últimas únicamente suponen cuatro de cada diez casos de alumbramiento.

 

MATRIMONIOS EN ESPAÑA

 

Según los datos que aporta el IPF al día en España se celebran 445 matrimonios, de los cuales 295 son civiles y 150 por ritos religiosos. Los números de este informe también exponen que al día se celebran 75 bodas entre personas de distinta nacionalidad. Este estudio señala un desplome de la tasa de nupcialidad, número de matrimonios por cada 1.000 habitantes, que en el año 1990 se situaba en 5,68 y en 2014 ha bajado hasta 3,45. Es decir, durante 2014 se celebraron 58.000 matrimonios menos que en 1990.

 

Este informe señala que mientras el número de matrimonios desciende, las parejas de hecho han crecido durante los últimos años. Los datos de este estudio apuntan a que en España ya hay 1,6 millones de núcleos familiares de este estilo, es decir, uno de cada siete hogares de nuestro país está compuesto por una pareja de hecho con o sin hijos. La crecida de este tipo de familia se aprecia mejor si se aprecia con los datos de la primera década del S.XXI ya que en el 2001 se contabilizaron algo más de 563.000 mientras que como hemos dicho en 2014 este número creció hasta los 1,6 millones.

 

CONCILIACIÓN LABORAL, UNA ASIGNATURA PENDIENTE

 

La bajada de la tasa de natalidad se entiende si se aprecia la situación de la conciliación laboral que a día de hoy en España es poco menos que una utopía. Es cierto que hay buenas intenciones por parte del Gobierno y de las empresas, pero estas, rara vez se traducen en verdaderas políticas de racionalización de los horarios. De este modo no se contribuye a apoyar la maternidad y esta decisión se pospone cada vez más y las mujeres españolas retrasan el primer embarazo hasta los 31,8 años.

 

Los horarios y las pocas facilidades que se dan desde las empresas hacen que la conciliación sea una quimera en la mayoría de las ocasiones. Un informe de la fundación Más Familia revela que aproximadamente el 61% de las empresas no incluyen una política de conciliación.