Pedro Sánchez respecto a Pablo Iglesias: "Yo sí que soy de izquierdas"

Pedro Sánchez en Burgos

El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha señalado este jueves que se diferencia del candidato de Podemos en que él sí es de izquierda, a la vez que ha remarcado que ser de izquierda supone ser "tolerante" y no "intransigente".

Sánchez, quien ha participado en el Parque Félix Rodríguez de la Fuente del barrio de Gamonal, en la capital burgalesa, en la Fiesta de la Rosa, ha reiterado que "no estamos ante unas elecciones más", a la vez que ha recalcado la necesidad de "dar sentido al cambio".

Pedro Sánchez ha señalado que, si el PSOE gana las elecciones, él será generoso y se ha comprometido a no vetar a ninguna fuerza política del cambio, de izquierda y de derecha, porque así "será más poderoso el cambio". "Si el PSOE no gana no habrá cambio", ha añadido.

El líder socialista ha recordado, además, que dijo que no sería presidente a cualquier precio y lo ha cumplido, a la vez que ha añadido que el "enemigo" del PSOE no es Pablo Iglesias, sino Mariano Rajoy.

"No estamos ante una era de cambios, sino ante un cambio de era", ha aseverado Sánchez, en declaraciones, antes de mostrarse "alarmado" por que el 20 por ciento de la población de España vive con menos de 8.000 euros al año.

Ante esta coyuntura, ha dicho que caben las actitudes de la parálisis, de querer romper todo y la de ver nuevas oportunidades, que es la posición del PSOE, que "quiere cambiar el país y ofrecer un futuro mejor".

Asimismo, ha señalado que "no se debe mirar al pasado con rencor, sino al futuro con ilusión" y, por ello, ha propuesto a los asistentes a "que seamos mejores" porque en capacidades "no hay país mejor que España".

REFORMA LABORAL

Para lograr el cambio, el candidato socialista a la Presidencia del Gobierno ha repasado algunas acciones fundamentales como la derogación de la reforma laboral porque los socialistas no comparten ni sus objetivos, ni sus instrumentos.

Sánchez también se ha mostrado partidario de derogar la Lomce, a la vez que ha criticado la política educativa del Partido Popular y ha apostado por un gran acuerdo para luchar contra la desigualdad en España.

También ha abogado por crear un ingreso mínimo vital, para el que existen recursos, y ha remarcado que el PSOE luchará contra la corrupción y a obligar a los corruptos a devolver lo que han robado.